Sigue a Vayatele

amar-1500

Hace unos meses, TVE comenzó una transformación hacia una nueva etapa en la que los recortes presupuestarios iban a tener gran protagonismo. Algunas de las primeras afectadas por las restricciones fueron, parecía cantado, las series de ficción, y las noticias sobre los retrasos en la llegada de las nuevas temporadas de series tan afamadas como ‘Cuéntame‘ o ‘Águila Roja’ no tardaron en llegar. ‘Isabel‘, de la que hemos disfrutado en otoño, estaba programada para enero de 2012 y la tercera temporada de ‘Gran Reserva’ anda un tanto desaparecida en combate. Pero de todas las ficciones de TVE, la que parecía que tenía los días contados era la serie diaria ‘Amar en tiempos revueltos’.

Hasta que Antena 3 anunció un acuerdo con la productora de la misma, Diagonal TV, para continuar la producción de la serie. La idea de la cadena es mantener algunos personajes, continuar ciertas tramas y, en fin, como os contó mi compañero Jose, emitir la que hubiera sido la octava temporada de esta telenovela que comenzó sus días allá por 2005. Las noticias nos cuentan que en noviembre se ha iniciado la grabación de los nuevos capítulos y que en enero comenzará a emitirse la serie. Mantenga o no la continuidad, lo cierto es que ‘Amar en tiempos revueltos‘ cierra hoy, con su último capítulo en TVE, un ciclo lleno de éxitos y reconocimientos y por ello, pensamos que merece un pequeño homenaje.

Una producción de época

Como muchos sabéis, ‘Amar en tiempos revueltos’ tomó como referencia la estupenda ‘Temps de silenci‘ que se pudo ver en TV3 entre 2001 y 2002. La serie nos retrotraía a un escenario de época, al conflicto de la Guerra Civil y los hechos que acontecían a varias familias catalanas durante esos momentos de tanta turbulencia. El éxito de la ficción, que apostaba por tramas costumbristas y cotidianas, inspiró a TVE que contó con la productora para hacer una serie de sobremesa que combinara todo tipo de tramas: desde las políticas a las amorosas, pasando por el thriller o el crecimiento personal.

‘Amar en tiempos revueltos’ es una creación del equipo de guionistas de Rodolf Sirera. A lo largo de sus más de 1.500 capítulos ha tratado de recuperar un época histórica marcada por la situación política y por las carencias derivadas de la postguerra, pero sin olvidar nunca el impulso humano y las esperanzas por conseguir un futuro más próspero y mejor. Fue una etapa amarga en muchos aspectos, pero la serie no se ha regodeado en ellos sino que ha preferido siempre centrarse en los individuos que peleaban cada día por salir adelante por el mejor de los talantes.

Tramas para todos los gustos

Siete temporadas con capítulos diarios dan para todo tipo de tramas y conflictos, tratar de ser original y no reiterarse con los mismos temas no es fácil para nadie. En ‘Amar en tiempos revueltos’ ha primado una originalidad que deriva de la propia vida real y no de los tópicos vistos mil veces en mil ficciones diferentes. Podría parecer increíble, pero, en muchas ocasiones, la naturalidad es la mejor forma de hacer evolucionar una historia y conseguir que crezca y consiga las cotas más emotivas, puesto que nacen de la verdad. En ‘Amar’ al igual que en muchas de las ficciones de esta productora, se han preocupado por tratar los temas con seriedad y rigor, sin explotar el melodrama, sino dejando que éste llegue por sí mismo.

Uno de los puntos fuertes de la serie ha sido renovar sus personajes y sus tramas en cada temporada, permitiendo que vivieran un intenso y bien pautado ciclo y que aire nuevo entrara en cada nueva tanda de episodios. Así, ‘Amar en tiempos revueltos’ ha conseguido mantenerse fresca a pesar del gran número de capítulos y ha exprimido al máximo a sus personajes y sus tramas, conseguiendo que lo dieran todo, en beneficio del espectador. Así también, se ha logrado tocar multitud de temas y dar variados enfoques según la historia que se tratara, teniendo heterogeneidad pero siguiendo una misma línea marcada por el tono y el estilo de la serie, una seña de identidad.

Historias especiales, personajes carismáticos, momentos inolvidables

amar-t1

Tantas horas de emisión dejarán para siempre en nuestra retina muchísimos capítulos especiales, momentos emotivos, escenas de tensión, secuencias de amor… Sería prácticamente imposible poder repasarlas todas. A continuación, vamos a tratar de recordar algunas de ellas. Tal vez las conozcáis o tal vez no, pero tened en cuenta que puede que os encontréis con algún spoiler no deseado.

La primera temporada, la que sentó las bases de la serie, estaba ambientada en 1936, año del inicio de la Guerra Civil. La historia de amor que protagonizaron Antonio (Rodolfo Sancho) y Andrea (Ana Turpin) es paradigmática. Dos personas que pertenecen a clases sociales diferentes y ello ya supone un obstáculo en sus vidas. El estallido del conflicto bélico lo complica todavía más. Las vicisitudes por las que pasa su amor, su matrimonio civil anulado, su hijo nacido “fuera de la legalidad”, amén del hecho de convertirse en proscritos para la justicia fueron algunos de los momentos con los que nos tuvieron atrapados a su historia.

La historia de Ángel (Marco Martínez) y Sole (Ana Villa) fue otra de las favoritas de la audiencia. Él es un chico de procedencia humilde que ve una oportunidad de prosperar convirtiéndose al sacerdocio. Es el reflejo de muchos jóvenes de la época que eligieron esta opción sin tener una verdadera vocación. El joven inicia una historia de amor con Sole, un amor prohibido del que nacerá una criatura. El joven párroco, sin tener noticia de ello, abandona la ciudad. Sole ha de enfrentarse al rechazo social que supone ser una madre soltera pero el amor de Juanito “El Grande” la redime. La historia de Sole nos dejó escenas, para mi gusto, muy de verdad, con una problemática contada de una forma muy llana y sincera.

En algunas ocasiones, los espectadores no se han mostrado de acuerdo con la resolución de las historias y esto sucedió con el polémico final de la tercera temporada. Alicia (Saras Casasnovas) tuvo que decidir entre el amor apasionado y la estabilidad de una relación afable. La elección de esta segunda opción levantó las iras de más de un romántico pero otros lo defendieron, puesto que, como en otras ocasiones en esta serie, supuso un reflejo real de ciertas decisiones maduras que se toman a lo largo de la vida y no sólo una ensoñación ficcionada de finales felices.

amar-anayteresa

No recuerdo ninguna otra telenovela en la que se haya vivido un amor entre personas del mismo sexo de una forma tan protagonista. Ana Rivas (Marina San José) y Teresa García (Carlota García) protagonizaron una de las grandes historias de amor de esta serie. Yo creo que una de las más transgresoras y que la audiencia recordará a pesar del paso del tiempo. La delicadeza con la que se contó esta historia, dos mujeres que sienten la una por la otra algo más que una amistad pero que no se atreven ni a imaginar qué es lo que realmente están deseando, convierte a sus protagonistas en dos de las heroínas más queridas de la reciente televisión nacional. El drama que suponía no aceptarse a ellas mismas, el dolor de romper con todo, de hacer daño a terceros… nos dejaron momentos de altísima calidad narrativa.

Por último, cómo no recordar a los dueños del Asturiano, el bar, ese escenario prototípico que falta en muy poca series. Estamos hablando de los irreductibles Marcelino, Manolita y Pelayo. Son los únicos que han permanecido en pie a lo largo de toda la serie y encarnan los valores y virtudes de ‘Amar en tiempos revueltos’ como nadie. Protagonistas de tramas más ligeras o de alivio, también nos han dado momentos cargados de tristeza y dramatismo. Pero su presencia en la serie otorga homogeneidad a un conjunto variopinto y multicolor, el reconocimiento de reencontrarse con unos viejos amigos, cálidos y cercanos.

Y muchas más historias y muchos más personajes de los que los fans podríamos hablar durante horas: Paloma, Hipólito Roldán, Elisa, Ovidio, Julieta, Rosa Fernández o, de esta última temporada: el coronel Armenteros, Cecilia y Asun. Seguro que también tenéis favorito, ¿quién es?

Salto al prime-time

amar-hroldan

Y para terminar, no podemos cerrar el artículo sin mencionar que el éxito de la serie ha llevado a TVE a encargar incluso varias miniseries para el prime-time. Capítulos especiales en los que los personajes que ya conocíamos vivían ante nuestros ojos nuevas historias que no hacían más que ampliar el complejo universo de ‘Amar en tiempos revueltos’, terminando por conformar el reflejo de una época. ‘Flores para Belle’ nos hablaba de una parte de la vida de Fernando Solís. ‘¿Quién mató a Hipólito Roldán?‘ nos ofrecía un lado del personaje mucho más decadente pero también más humano; en ‘La muerte a escena’, el protagonismo recaía sobre Héctor, otro de los personajes más queridos. ‘Alta traición’ nos reencontraba con el personaje de Paloma, viuda de Charles Carlyle.

En ¡Vaya Tele! | ¿Qué significaría para Antena 3 tener ‘Amar en tiempos revueltos’?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios