Sigue a Vayatele

Sonia Monroy

La televisión es en muchas ocasiones un fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos. Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con lo que emite la pequeña pantalla, pero respecto a televisión comercial, no podemos negar que tenemos lo que la masa pide, sin mesura, ni razón.

Hace tiempo que quería escribir sobre ‘Il Corpo Delle Donne’, un documental que se ha distribuido por internet y que muestra de una forma bastante clara la utilización del cuerpo de la mujer en televisión. Su tesis principal se basa en que la imagen de la mujer real está desapareciendo de la televisión (comercial) en favor de ser sustituida por un baldío canon femenino impuesto socialmente, en una pequeña pantalla vista desde ojos masculinos. Unos ojos, en mi opinión, bastante generalizados puesto que no todos los hombres miramos la televisión de la misma manera ni con la misma intención, lo que demuestra que también a nosotros nos inducen a mirar la pantalla de una determinada forma.

‘Il Corpo Delle Donne’ es un documental hecho a partir de imágenes reales de cadenas de televisión italianas, entre las que están la Rai (tv pública de Italia) y Canale 5 Mediaset (cuya réplica en España se asemeja mucho a Telecinco). El público y la televisión italiana son muy parecidos al mercado catódico español. Sara Tomassi, una ex-concursante de ‘La isla de los Famosos’ italiana aseguró: “Después de cuatro años estudiando en la Universidad dirigí una gran empresa. Hoy el producto soy yo, un producto que vendo en el mercado del espectáculo“.

El documental reflexiona sobre una triste realidad de la representación femenina en televisión: operaciones estéticas con el fin directo de convertirse en un objeto de deseo (Sonia Monroy o Yola Berrocal son los primeros ejemplos que me han venido a la cabeza, uno de los muchos que hay en nuestra pantalla), actuaciones femeninas que dejan a la mujer en un lugar vergonzoso o a veces casi como tonta (¿Patricia Conde?) o conversiones en meros objetos que manipular (¿la época de ‘Crónicas Marcianas’ podría ser un ejemplo?). Sin embargo, muchas ex-concursantes de ‘Gran Hermano’ y personalidades televisivas femeninas bastante conocidas se declaran abiertamente feministas, e interpretan esa filosofía de una forma bastante más machista que hembrista en multitud de aspectos.

En una pantalla comercial carente de valores en contadas ocasiones, la televisión muestra un estereotipo de mujer bastante extendido, aunque no copa absolutamente toda su representación. Grandes profesionales de la pantalla, completamente alejadas de ese mundo demuestran la diferencia entre un sector y otro: nada tienen que ver personas tan variadas como Ana Blanco, Luján Argüelles o Silvia Intxaurrondo. Más triste es ver a mujeres pelear entre sí en televisión por motivos estéticos. ‘Mujeres y Hombres Viceversa’ es un buen ejemplo de ello. Muchas veces hablamos de una humillación televisiva que se permite a cambio de… ¿fama?

El documental no cuenta ninguna novedad que no hayamos descubierto cualquiera en un momento de reflexión sobre la televisión comercial, pero puede hacer pensar a muchos sobre una buena parte de la pequeña pantalla. Pese a todo, creo que tenemos una televisión algo más digna que la italiana en este aspecto. Otra parte que destaca del documental es la representación del hombre (esto daría para otro post), y precisamente destaca por su ausencia. En las imágenes utilizadas, el hombre aparece poco, pero lo que aparece es un estereotipo bastante concreto que no creo que represente la audiencia: un hombre bastante mayor rodeado de mujeres, que en ocasiones puede decirles casi cualquier cosa y permanecer en una posición privilegiada en pantalla.

Tanto el machismo como el hembrismo (como todos los extremos) son perjudiciales. Una vez visto el documental, ¿qué opinas sobre este tema?

Ver Documental | Il Corpo delle Donne

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios