Compartir
Publicidad
Publicidad

Diccionario Teléfilo: Binge-watching

Diccionario Teléfilo: Binge-watching
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Solo un episodio más, tengo que descansar para el trabajo. Y... ya es por la mañana.

La forma de ver televisión lleva años en proceso de cambio, y aunque muchos pronostican la muerte de la televisión tal y como la conocemos ahora, de momento se mantiene. Pero esta forma tradicional, en la que las cadenas convocan a la gente en un día y a una hora determinada frente al sofá, se mezcla con una forma emergente de ver series de televisión que cada día gana más adeptos: el maratón. O, como ha quedado en llamarse al otro lado del Atlántico, "binge-watching".

Según el diccionario Oxford, binge-watch es un verbo que significa "ver múltiples episodios de un programa de televisión en una rápida sucesión, típicamente mediante DVDs o reproducción digital". Pero, ¿de dónde viene esta expresión y por qué se ha hecho tan famosa?

20 años de "binge-watching"

Binge 2
No siempre encuentro una serie nueva que me interese, pero cuando lo hago me veo todas las temporadas en una semana.

En términos generales, "binge" significa "atracón", y previamente al uso del binge-watching existían dos expresiones muy utilizadas con la misma raíz, uno con atracones compulsivos de comida (binge-eating) y otro con la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas (binge-drinking). Aunque no fue hasta 2013 cuando el binge-watching se convirtió en una expresión típica del día a día de la mayoría, la palabra tiene su origen en los años 90, cuando el fandom televisivo aún era muy reducido.

Por aquel entonces, con internet en pañales, el binge-watching se reducía única y exclusivamente al visionado maratoniano de series en DVD. Con el nacimiento de Netflix y otras plataformas online en los últimos años, la expresión ha tomado una nueva dimensión, pero sigue teniendo el mismo trasfondo, el de ver todos los episodios de una serie o temporada seguidos en un corto periodo de tiempo.

Fue en 2013, con el auge de las series de producción propia de Netflix y el estreno de todos los episodios de la temporada el mismo día, cuando la expresión se ha extendido como la pólvora y es utilizada de forma coloquial en cualquier conversación. Tanto es así que Diccionarios Oxford la nominó a Palabra del Año, aunque finalmente perdió frente a "selfie".

'Orange Is The New Black' y 'Breaking Bad', carne de "binge-watching"

OITNB

La propia Piper Chapman pide a su prometido en el primer episodio de 'Orange Is the New Black' que no vea nuevos episodios de 'Mad Men' mientras ella está en la cárcel, que espere a que salga para que puedan hacer binge-watch juntos. 'Mad Men' no es el mejor ejemplo para ilustrar esta tendencia, hay series que agradecen más que otras el binging, pero hay gustos para todo.

Probablemente son 'Orange Is the New Black' y 'House of Cards' (Netflix) las series que mejor representan este concepto, han sido creadas y potenciadas para su visionado en este formato, estrenando todos los episodios de la temporada el mismo día. Canal + también ha entendido este formato, y además de estrenar todos los capítulos de la segunda temporada de 'House of Cards' en Canal + Series el mismo día, ha colgado de una tacada la temporada completa en Yomvi.

Los ejemplos se pueden extender infinitamente. En nuestro país, probablemente fue 'Perdidos' la que desató esta tendencia; y más recientemente, tanto aquí como en Estados Unidos, ha sido 'Breaking Bad' la que más se ha beneficiado del binge-watching. Seguro que en los últimos meses algún familiar o amigo os ha dicho que se ha visto 'Breaking Bad' entera en pocas semanas, si es que no lo habéis hecho vosotros mismos.

Ya sabéis, a partir de ahora, el maratón de series se llama binge-watching.

En ¡Vaya Tele! | Diccionario teléfilo

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos