Sigue a Vayatele

homicidios

Uno de los lemas de Telecinco en los últimos meses es “una apuesta fuerte por la calidad”. Pero en el caso de ‘Homicidios‘, esa apuesta parece haberse ido desvaneciendo poco a poco. El lunes terminó la primera (y como hasta el momento no hay confirmación, única) temporada de la serie producida por Big Bang Media, anotando un 9.4%, lo que supone despedirse con el mínimo de la temporada. Dentro de unos días, os ofreceremos una review completa de la serie, pero hoy queremos centrarnos en cómo le han podido afectar sus cambios en la parrilla de programación.

La historia de ‘Homicidios’ ya empezó con polémica, con ciertas críticas que apuntaban a que la serie era una copia de ‘El Mentalista e incluso de ‘Mentes criminales’. Para parte de la audiencia, esto ya fue un punto negativo. Muchos espectadores no simpatizan con la idea de estar viendo un plagio de otra serie y, de hecho, anteriores experiencias de este tipo han tenido un resultado un tanto defectuoso (el caso de ‘Damages’, por ejemplo).

Pero ‘Homicidios’ trató de sobreponerese a este tipo de críticas y consiguió un interesante estreno. Es cierto que tomaba elementos narrativos de otras ficciones, pero con ellos, levantó una trama nueva. El casting actoral contaba con un Eduardo Noriega bastante novato (y, por eso posiblemente, más deseado) en el tema de las series de televisión (no sé si os acordáis, pero, por ejemplo, salió en algunos capítulos de ‘Colegio Mayor’), los guiones estaban trabajados y estructurados para conseguir golpes de efecto en los momentos adecuados y el estilo visual era muy cuidado, con un montaje más moderno y un tipo de plano más dinámico.

Entonces, ¿qué ha ido mal? La estrategia a la hora de programarla, me arriesgaría a decir, no ha sido la más adecuada. La competencia de ‘Gran Hotel‘ en el prime time de los martes “provocó” un retraso en el horario original de la emisión. Telecinco prefirió enfrentar la ficción de Antena 3 con un resumen-debate de ‘Acorralados’, pensando que así conseguiría dañarla. Una de las consecuencias de esta estrategia fue la polémica crítica del propio Eduardo Noriega en su twitter, cosa que no queda muy fina que digamos. Nadie quiere que “maltraten” su producto, pero airear esos trapos sucios públicamente produce más perjuicio que otra cosa (como ya pasó también con Resines y sus críticas a ‘Cheers’).

Después, la serie pasó a los lunes, tratando de recoger los espectadores aficionados a las series policíacas que dejaba ‘C.S.I’. Pero ‘Homicidios’ sólo ha conseguido seguir desinflándose. ¿Si se hubiese mantenido en su franja original habría alcanzado mejores resultados? Lo que sí es evidente es que cuando una serie tiene una trama horizontal tan potente, “moverla” por la parrilla puede ser arriesgado. Los capítulos no son autoconclusivos y es difícil que te enganches a este tipo de series cuando ya están avanzadas en su trama.

Cuando Telecinco quiere competir contra Antena 3, hace uso de sus realities y sus programas de corazón, pero no de su ficción. Sí creo que con ‘Homicidios’ o ‘Punta Escarlata’ han tratando de ofrecer cosas diferentes, series un poco más maduras e incluso un poco “oscuras” para ganarse la estima perdida de muchos espectadores. Pero cuando organiza su parrilla siempre da prioridad a los contenidos de corazón. Seguro que ‘Homicidios’ ha tenido mil pegas que han impedido que triunfara pero el hecho de que su propia cadena no confiara en ella, no habrá sido la menor de ellas.

En ¡Vaya Tele! | ‘Homicidios’ cae al late night tras sus bajos datos de audiencia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios