Síguenos

familia

La familia es una condena de por vida, por más que uno quiera perderla de vista te atrapa.

Ayer se estrenó la nueva ficción de Telecinco para prime time: ‘Familia‘. Con tan sucinto título, esta serie producida por DLO y Kubelik es una de las grandes apuestas del grupo Mediaset para el arranque del año. Cuando comenzó a hablarse del nuevo proyecto, muchos manifestaron una pereza infinita por un tema que parece más que tratado y explicado: los problemas familiares, los conflictos generacionales pero, siendo éste un problema tan global y universal, podemos decir que aún hay mucha tela que cortar respecto a los núcleos familiares.

Telecinco trató de jugarse esta carta contra su rival más directo: Antena 3, y enfrentó su nueva dramedia a otra serie también de reciente estreno, la comedia ‘Fenómenos‘. Con un 16% de share frente al 10% de la serie paranormal, parece que la jugada no le salió del todo mal, aunque eso sí, la pelea no ha hecho más que empezar, como quien dice.

Para hablar de un tema tan tratado, es necesario buscar enfoques nuevos, conflictos más modernos que den a las tramas un empuje y supongan un enganche para los espectadores. He de reconocer que me pareció bastante valiente la trama de Malena y Xuan. No es fácil exponer que una de tus protagonistas se plantea “devolver” a la niña que acaba de adoptar porque no tiene con ella esa relación idílica que esperaba.

En ese mismo sentido, también me resultó interesante cómo trataron el tema de la boda (un gancho potente para un piloto y, desde luego, muy relacionado con todo lo familiar) con una hermana pequeña que es infiel el día de su despedida de soltera, que dice haberse enamorado de un chico de 17 años pero que pretende mantener a su actual pareja con una mezcla de egoísmo, confusión y humanidad bastante realista. ¿Se puede ser bueno, dulce y tierno y engañar a quien más quieres? El dolor, además, llega por un error propio, y no sobrevenido por ese destino tantas veces usado de manera caprichosa.

Ofrecer un plus

familiacarlotajacobo

Se ha hablado largo y tendido de que, con esta serie, Telecinco trata de recuperar el espíritu de ‘Los Serrano’, el éxito de ‘Médico de familia’… A estas alturas de la vida, atreverse con una serie familiar debe significar ofrecer un plus que atraiga a unos espectadores cada vez más resabiados y, en muchos aspectos, con este piloto, ‘Familia’ ha tratado de conseguirlo.

Entre los personajes que componen este retrato familiar encontramos comportamientos egoístas y mezquinos. No todos son buenos ni nobles. A destacar, el personaje de Juana Acosta o el de Santiago Ramos, un patriarca familiar un tanto a su bola. De la misma manera, hay otros personajes que parecen el colmo de la perfección y eso tiene un problema hoy por hoy: que caigan mal.

Y un detalle que personalmente me conquistó y que a veces echo en falta en las ficciones nacionales es el uso de momentos cotidianos para dar verosimilitud a los hechos: una hija que se esconde de su madre para fumar, un señor que se pone las gafas para conducir, una chica que se come las migas de un postre aplastando el índice contra el plato. Por supuesto que no son hechos fundamentales para el avance de la ficción, pero sí pequeñas muestras de que los detalles están cuidados y se quiere llegar al público desde la humanidad.

Algunos detalles cómicos también lograron sorprenderme. Me pareció muy divertida la secuencia en la que Jacobo llega al piso de la prostituta y cuando van a entrar en acción, los amigos de la chica desvelan una fiesta sorpresa. Y también la respuesta de la abuela cuando le preguntan dónde está su nieto: “De putas”. Bien por dejar de lado a la clásica abuelita que no se entera de nada.

Otras cosas a destacar

familia natalia

‘Familia’ también cuenta con algunos elementos que rechinan un tanto. Uno de los elementos que más puede llamar la atención y que no es nada nuevo en la ficción nacional es la edad real del personaje de Jacobo. Estamos acostumbrados a ver a veinteañeros interpretando a chavales de instituto pero si tu madre en la ficción va a ser Alexandra Jiménez, las secuencias madre-hijo pueden quedar raras.

Por otro lado, el personaje de María Elena quedó un poco desdibujado. Es complicado poner toda la carne en el asador en un piloto y sí pudimos intuir que se trata de una mujer solitaria, que ha dedicado su vida a una familia que ahora parece no necesitarla, que tiene un vacío existencial… pero es uno de los personajes a trabajar más.

Para terminar, y un poco off topic de la vida, no puedo dejar de comentar el bocadillo “Real” que Telecinco otorgó al estreno de la serie. A diez minutos de la hora oficial del comienzo de ‘Familia’, Emma García y algunos de los periodistas de la casa nos hablaban de las navidades borbónicas, emplazándonos a la finalización del capítulo para seguir comentando las cuitas monárquicas, cosas de Telecinco.

En ¡Vaya Tele! | ‘Familia’, lo que necesitas saber

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios