Síguenos

La Pecera

Si alguno de los espectadores de ‘Frágiles‘ se ha parado alguna vez a ver ‘La Pecera de Eva‘, aunque sea sólo un episodio, seguramente se habrá dado cuenta de que entre ambas existen grandes parecidos. El hecho de que sea Isla Producciones la productora de ambas series tiene mucho que ver, pero esto no es lo único que une a las series de Alexandra Jimenez y Santi Millán.

Algunos han calificado a ‘Frágiles‘ como el hermano mayor de ‘La Pecera de Eva‘, y no sólo porque en esta última sólo se trataban pacientes adolescentes. Lo nuevo de Telecinco tiene un presupuesto mayor (el de “La Pecera” era de risa), una duración más larga y una línea argumental mucho más definida. Pero a pesar de estas diferencias, lo cierto es que todavía tienen mucho en común.

El protagonista

Santi

Tanto Eva como Pablo curán más con la palabra que con sus conocimientos teóricos. Ambos son licenciados, tienen una carrera a sus espaldas y todo un manual sobre cómo deben actuar en cada situación, pero además tienen algo en común que les diferencia del resto: su toque personal. Saben que los males de sus pacientes tienen una causa subyacente que no es tan obvia, algo que escapa a los sentidos, y no dudan en indagar en lo más profundo, en rascar en la herida para que sangre y finalmente pueda cicatrizar. Los pacientes somatizan sus problemas personales, y ellos atacan desde la causa, no desde el síntoma.

Pero todo ese acierto a la hora de inmiscuirse en lo más profundo de las vidas de sus pacientes se transforma en fracaso cuando se trata de sus propios problemas. Eva tiene un hijo al que entregó en adopción cuando era adolescente, una hermana con cáncer y una vida sentimental llena de telarañas. Pablo, por su parte, tiene a su mujer en coma agonizando en la planta de arriba de su casa, situación en la que entró después de que ésta se enterara de que le ponía los cuernos con su propia hermana. Consejitos vendo, y para mí no tengo.

Los personajes episódicos

Tanto ‘Frágiles’ como ‘La Pecera de Eva’ cuentan con personajes episódicos que animan las tramas serializadas, impidiendo que éstas caigan en el sopor y la pesadez. Por la corta duración de los episodios de “La Pecera”, estos personajes solían quedarse entre una y dos semanas en la serie, casi siempre alumnos nuevos del instituto con problemas puntuales que la psicóloga resolvía en poco tiempo. En ‘Frágiles’, por el contrario, estos personajes apenas se quedan un sólo episodio, siendo interpretados además por actores con más caché (Blanca Portillo, Antonia San Juan, Diego Martín o la propia Alexandra Jiménez) y con una patología mucho más definida.

La consulta

Blanca

La consulta no es sólo un lugar de trabajo, también un santuario lleno de elementos que en algunos casos pueden parecer inútiles, pero que les ayudan a tratar a sus pacientes. En el caso de “La Pecera” tenemos dos elementos que han dado mucho de sí a lo largo de sus más de 200 episodios. En primer lugar, la pecera; no fueron pocas las veces que Eva entró en su consulta y vio a sus pacientes interaccionando con los peces, dándoles de comer o simplemente embobados en ellos, proporcionando un clima de confianza que comienza incluso antes de conocerles. Y en segundo lugar, la pizarra; ese panel de acetato que tantas y tantas veces recogió los pros y los contras de tomar alguna decisión.

Pablo también cuenta con dos elementos importantes. El primero, la camilla, un lugar de interacción donde el paciente se relaja y sólo percibe la voz del fisioterapeuta, ayudando de nuevo a crear un clima de confianza. El segundo, sus manos, un contacto físico directo o indirecto (en el caso del personaje de Ruth Núñez, que no soporta que la toquen) que le hace contactar con sus pacientes de una forma mucho más profunda.

Los flashbacks

Éste es un elemento presente e importantísimo en ambas series, utilizado como doble recurso. En primer lugar, para hacer cómplice al espectador del relato que cuenta cada paciente; en lugar de escuchar las palabras que cada personaje cuenta al “doctor”, nosotros lo vemos reflejado en imágenes. Y en segundo lugar, para conocer cuánto hay de verdad en lo que cuenta cada uno y cuánto nos están ocultando por su propio interés. Casi todos los pacientes mienten, sobre todo los adolescentes, y son muchas las veces que hemos visto esto reflejado en un flashback.

La banda sonora

Los espectadores de ambas series se habrán dado cuenta de que la banda sonora de ambas series es bastante parecida, y es que Isla Producciones ha elegido el mismo “modus operandi” para definir la música de “La Pecera” y de “Frágiles”. En las dos suena música de Lam Rim o JBrich, por ejemplo. Esté último fue elegido para ‘Frágiles’ mediante un casting a nivel nacional, en el que fueron elegidos diez grupos nacionales inéditos de entre las más de cien maquetas que fueron enviadas.

La banda madrileña de rock “Inlogi”, la salmantina “Mess of skirts”, o el zamorano “Lito” han sido algunos de los artistas finalistas que han conseguido sonar en la nueva serie de Telecinco. Una experiencia para dar a conocer grupos noveles que ya fue realizada por la productora en la selección de la música de ‘La Pecera de Eva’.

En ¡Vaya Tele! | ‘Frágiles’, una serie con tacto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios