La reordenación de frecuencias y el nuevo orden de la TDT

Sigue a

Antenas

La historia de la TDT sigue apostando por ser el cuento de nunca acabar en nuestro país. Como ya va siendo habitual, cada cierto tiempo aparece esa noticia de “nuevo cambio” en el sistema de televisión. Ahora deberemos volver a resintonizar (y reorientar en el caso que proceda) sus canales de televisión de nuevo.

Para el 1 de Enero de 2014 las frecuencias de los canales que recibes actualmente en tu televisor habrán cambiado. Ya dimos un gran paso con el apagón analógico, comprando receptores de TDT, teles nuevas, después más teles nuevas que incluían el sintonizador digital, renovando antenas… unos buenos millones de euros que se embolsarían las empresas beneficiadas de este cambio que supuestamente beneficiaría a todos.

¿Por qué resintonizamos?

La realidad es que a día de hoy recibimos más canales, más oferta de contenidos y mejor calidad de imagen, pero la industria audiovisual española parece no avanzar al ritmo de la industria móvil, por poner un ejemplo (aunque las comparaciones sean odiosas, algo tienen que ver). A partir de este otoño todos nos veremos obligados a resintonizar de nuevo consecuencia de una reordenación de frecuencias que liberará ancho de banda para dar paso al despliegue de redes de telefonía 4G.

¿Se podía haber evitado? Sí, si en el plan técnico inicial de desarrollo de la televisión digital terrenal se hubiese tenido en cuenta este posible uso futuro de algunas bandas por las que actualmente emiten canales de televisión. Además, se suprimirá uno de los seis canales múltiplex de ámbito privado para destinar ese espacio a otros usos. ¿Fue demasiado espacio el que se dio a las televisiones en su momento? Probablemente el alquiler de la concesión de ese espacio resulte más útil y rentable a operadores de telefonía que a operadores de televisión.

Status a 7 años después del inicio de la TDT en España

La resintonización simplemente será un paso obligatorio para continuar viendo la televisión. Una TDT que únicamente ha mejorado en oferta de contenidos gracias al alquiler de frecuencias en su mayoría a operadores convencionales de televisión de pago que han sabido apostar y ver estrategias que a día de hoy les funcionan (Discovery MAX, Disney Channel…), pero que sin embargo nos ha traído muchos fracasos: NET TV, Veo Televisión, miles de canales locales basura de tarot y teletienda que supuestamente estaban prohibidos por ley, las informaciones incompletas en la EPG, la interactividad, de la TDT de pago ya ni hablamos…

La TDT española sigue siendo un pequeño desorden en el que algunas empresas procedentes del mercado audiovisual de pago han encontrado su hueco, y que probablemente el día de mañana se puedan ver en la posición de tener que abandonar su frecuencia de emisión en abierto porque la licencia de emisión es un arrendamiento, concedida a su vez a otra empresa, y de la cual es propiedad el estado. ¿Qué podría ocurrir en ese caso? Que los canales se conviertan a un modelo de pago y se vayan a emitir a plataformas como Canal+, al igual que ocurrió en su momento con Sony Entertainment Televisión.

Imagen | Qtea
En ¡Vaya Tele! | Pues no fue un caos: Fin del apagón analógico

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios