Sigue a Vayatele

veronicamars2


A long time ago, we used to be friends

but I haven’t thought of you lately at all

Esta canción de The Dandy Warhols está desde 2004 inseparablemente asociada a ‘Verónica Mars‘, una serie de aquella gran cosecha que nos dio, entre otras, ‘Perdidos‘ y ‘Mujeres desesperadas‘ y que sólo pudo sobrevivir tres temporadas, a caballo entre UPN y The CW (en aquella cadena, además, hacía tándem con ‘Las chicas Gilmore‘ y se promocionaba con un gran eslógan: “Life is short. Talk fast“). Su cancelación fue de las más dolorosas para quienes la seguíamos semana a semana, y quizás por eso nos alegramos cuando vemos que algún canal la repesca y vuelve a emitirla, como va a hacer Divinity todas las tardes a partir del lunes. Su emisión se incluye en el contenedor ‘Series que enamoran‘, y va acompañada de ‘Cougar Town‘, ‘Smash‘ y del estreno de la novena temporada de ‘Anatomía de Grey’, unos días después de su debut en Estados Unidos.

‘Verónica Mars’ estaba creada por Rob Thomas y seguía a una adolescente de la ficticia localidad californiana de Neptune, que alternaba el instituto con la asistencia a su padre en su trabajo de detective privado. Verónica, interpretada magistralmente por Kristen Bell, había sido de las populares del instituto hasta que su mejor amiga, Lily Kane, apareció asesinada y su padre, entonces sheriff, cree que el padre de Lily, uno de los hombres más ricos del lugar, es el culpable. A partir de ahí, la vida de Verónica da un vuelco completo y ella tiene que salir adelante como buenamente puede, al mismo tiempo que se empeña en investigar por su cuenta el asesinato de Lily, a la que daba vida una entonces desconocida Amanda Seyfried.

La serie tenía un tono noir, muy deudor de las novelas de Raymond Chandler, que la hizo destacar enseguida del resto de ofertas estrenadas en 2004 y de las demás series juveniles ambientadas en un instituto. Su centro es Verónica, inteligente, leal, divertida y, al mismo tiempo, vengativa, frágil y con unos fuertes principios sobre lo que debe hacer para conseguir lo que quiere y para solucionar las injusticias que ve en Neptune, dividida claramente entre los ricos y todos los demás. La primera temporada figura por méritos propios entre las mejores hechas en la televisión estadounidense en la última década, y cualquier momento es bueno para darle una oportunidad por primera vez o para revisionarla. Repetid conmigo: “Veronica Mars is smarter than me“.

Vía | La Parabólica
En ¡Vaya Tele! | Por qué nos gusta… Veronica (‘Verónica Mars’)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios