Compartir
Publicidad
‘Better Late Than Never’ es lo mejor que os va a pasar este agosto
Reality Show

‘Better Late Than Never’ es lo mejor que os va a pasar este agosto

Publicidad
Publicidad

La grandilocuencia va muy bien para los titulares, y soy consciente de que este mes vuelven dos grandes series de la actualidad, ‘Halt and Catch Fire’ y ‘You’re The Worst’, pero en términos de diversión estival fresca, este docu-reality viajero de NBC es, como diría Chandler, La Perfección. Qué lástima que no la hayan estrenado antes.

‘Grandpas Over Flowers’ es un formato surcoreano de gran éxito en el país que mezcla el reality con el documental de viajes. Los protagonistas son siempre cuatro actores veteranos entrados ya en la tercera edad que van de viaje en plan mochilero por otros países. El programa ha sido un fenómeno en Corea del Sur y ha llevado a muchos spin-offs y remakes internacionales.

Uno de ellos es este ‘Better Late Than Never’, la adaptación que llega mañana 23 de agosto a NBC y tiene como protagonistas a cuatro celebridades americanas de origen diverso: William Shatner (el mítico Capitán Kirk de ‘Star Trek’), Henry Winkler (el archiconocido Fonzie de ‘Happy Days’), George Foreman (boxeador campeón del mundo y medallista olímpico) y Terry Bradshaw (quarterback con varias SuperBowls ganadas reconvertido en comentarista deportivo).

Al igual que en el formato original, estas cuatro celebridades senior van acompañados del un jovenzuelo que organiza sus actividades, y en este caso es el comediante** Jeff Dye** el encargado de guiarles en su viaje varios países asiáticos. El programa arranca en Japón, con Tokyo y Kyoto. También irán a Seúl, Hong Kong, Bangkok y Chang Mai.

Una combinación cachondísima

Lo que hace de ‘Better Late than Never’ un visionado tan curioso, cachondo y divertido es la mezcla de varios factores. Primero, ellos. Son famosos, señores de sesenta-setenta años bien acomodados que se ven inmersos en mitad de culturas ajenas y extrañas. Las personalidades de los cuatro son muy distintas y complementarias, por lo que las reacciones de unos y otros a según qué actividades siempre tienen chicha.

La edición del programa tiene un montaje muy dinámico y videoclipero, que sabe encontrar los momentos más divertidos y construir el episodio alrededor de ellos. Por supuesto, la versión de su viaje mochilero es muy distinta a la de cualquier persona de a pie y entre sus actividades incluyen cosas como visitas a un programa matutino japonés, con las chifladuras que eso implica, o combates de boxeo rodeados de público. Pero no falta el turismo de a pié.

De momento sólo he tenido ocasión de ver el primer capítulo, pero es realmente entretenido. Es divertido verles a todos hastiados porque Henry Winkler no diga que no a ni un fan que quiere selfie, o sufrir con el pobre William Shatner que, además de sudar mucho, es un tipo serio y no está para la epilepsia de un programa japonés, todo lo contrario que Terry Bradshaw, que lo vive. No faltan karaokes ni momentos autoconscientes de «americanos fuera de américa», con sus himnos en el momento más inesperado.

En fin, no quiero desvelar más momentos del primer capítulo y me limito a recomendaros que os asoméis a este formato tan curioso y tan conceptualmente perfecto. Cuatro señores, con sus manías y su nivel de vida más que acomodado, saliendo de su zona de confort, en países extranjeros de costumbres ajenas y forzados a participar en las actividades que fuerzan el choque cultural lo más posible. Nada podía salir mal. ç

En ¡Vaya Tele! | Calendario de regresos y estrenos (USA-UK): Agosto 2016

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos