Eurovisión

TVE ha confirmado que seguirá formando parte del proyecto europeo de Eurovisión por su vocación de servicio público que tiene como pilares básicos la difusión de la música y el encuentro pacífico de los pueblos. Estos argumentos no parecen lo suficientemente sólidos como para sostener un programa que desde hace unos años se basa en el televoto y que siempre se ha caracterizado por premiar canciones en las que se valoraba no tanto la calidad musical como la afinidad entre países.

A esto hay que sumar el hecho de que las últimas intervenciones de los representantes españoles en el certamen han sido fracasos sonados. Ninguno de los formatos creados para escoger a los representantes (desde el primigenio Operación triunfo hasta el último Operación Eurovisión), han alumbrado resultados satisfactorios. Y en las últimas ediciones los índices de audiencia han marcado una pérdida de interés de los espectadores hacia el formato y que la cadena relaciona con la creciente fragmentación del mercado televisivo.

TVE anuncia novedades que intentarán rectificar el formato, pero no especifica en qué consistirán. Y sí que han decidido retirarse de Eurojunior por considerar que el programa fomentaba estereotipos no demasiado apropiados para la infancia, pero mantienen la versión tradicional a pesar de los claros indicios de agotamiento del producto.

¡Vótalo!

Editores 5,5

Comunidad 4,9

Actividad de la comunidad