New Girl

No hay sitcom que cien años dure. Este tipo de comedia que se basa en episodios de corta duración con chistes directivos y efectivos suele ir atenuándose a lo largo del tiempo. Sólo grande excepciones como 'Frasier' o 'Friends' lograron mantenerse en el tiempo sin perder, prácticamente, su calidad y su originalidad. Por eso, analizar la vuelta por una cuarta temporada de 'New Girl' es complicado, porque sabes que debido a su edad, la serie ya no va a ser lo que era. Y es que esta cuarta temporada de la ficción de Deschanel y compañía comenzó como acabó la anterior: sin darnos cuenta. Cuando vi el último episodio de la tercera temporada me encontré esperando a la siguiente semana una nueva entrega, ya que el episodio que daba fin a la temporada lo hacía sin una conclusión potente que nos hiciera querer ver la siguiente temporada. Y así ha sido, la serie ha vuelto y algunos hemos tenido que hacer un gran esfuerzo para retomarla. No me suele gustar ser negativo con las ficciones porque sé el trabajo que llevan detrás y cuanta gente hay implicada. Y mucho menos me gusta hacerlo con una serie en la que está mi amada Zooey Deschanel, pero es que 'New Girl' ha dejado de tener atractivos para querer verla. La serie sigue siendo ligeramente graciosa, mostrando alguna situación que otra que puede resultar interesante y, a veces, divertida, pero lamentablemente la serie se queda a medio camino de todo. De la diversión, del interés, del guión interesante... no hay nada que te anime a seguir viéndola semana tras semana. Llevamos cuatro episodios de la nueva temporada y después de verlos a conciencia (y con un poco de esfuerzo) me he quedado igual que antes. 'New Girl' ha perdido ese espíritu que tenía al principio, el que te hacía identificarte con la protagonista, querer a los personajes o querer pasar un buen rato viendo las locuras de los compañeros de piso. La ficción se ha convertido en una serie de eventos que, aunque a veces son graciosos, no acaban de enganchar al espectador porque no tienen ese nexo que hace que te intereses por ellos. ¿Cual sería la solución para esta serie? Pues meterle un arco argumental largo e intenso. Cuando vivimos los comienzos de la relación entre Jess y Nick la serie tenía otro color, de la misma manera que cuando Schmidt intentaba recuperar a Cece. No digo que el argumento tenga que ser las relaciones románticas, pero tal y como está planteada la serie parece que esa podría ser la única solución para salvarla. Eso o comenzar a llevar el tono de la serie a la parodia, algo que también podría funcionar viendo el elenco de personajes que tiene ahora mismo la serie. En definitiva, esta nueva temporada de 'New Girl' no tiene buena pinta. La ficción se irá salvando porque es una serie fácil de ver y seguirá teniendo audiencias, pero en cuanto a calidad ha pasado de ser un bien alto a un insuficiente, incluso Deschanel mediante. En ¡Vaya Tele! | 'New Girl': el beso

¡Vótalo!

Editores 6

Comunidad 7,8

Actividad de la comunidad