Bored To Death

Si hubiera una palabra para definir el tipo de comedia que representaría de algún modo ‘Bored to Death‘ esa sería absurdidez indie. Sí, son dos palabras pero me es imposible ser más “concreto” con esta serie. Hace unas pocas semanas que ‘Bored To Death’, la comedia (¿autobiográfica?) creada por el escritor Jonathan Ames, comenzó la segunda temporada en la noche de los domingos de HBO alegrándome, por consiguiente, los lunes y recordándome lo que la echaba de menos.

Bored to Death‘ es una comedia “noirótica”, como lo definen en HBO, protagonizada por Jonathan Ames (Jason Schwartzmann) un escritor bloqueado cuyas pasiones son el vino blanco y la marihuana que tras la ruptura con su novia (punto de partida de la serie) decide hacerse detective privado, sin licencia eso sí. Sus mejores amigos son Ray (Zach Galifianakis), un frustrado dibujante de comics que vive su propia crisis económica y sentimental y George (Ted Danson), editor de la revista Edition (donde Ames tiene una columna) y que a su vez tiene lo suyo. A partir de aquí aviso de los spoilers.

Tras una primera temporada explosiva llegamos a la segunda con unos episodios en el que hemos visto cómo de repente los personajes se enfrentan a situaciones nuevas. A Jonathan le han rechazado su segunda novela, está dando un taller de escrituras y al parecer su novia quiere dar un nuevo rumbo a su relación. Leah decide romper definitivamente con Ray y mientras tanto George se enfrenta a problemas en el terreno editorial (su revista corre peligro) y en el personal.

¡Vótalo!

Editores 7,3

Comunidad 6,3

Actividad de la comunidad