Hijos de papá

Desde hace unas semanas, los viernes por la noche podemos ver en Cuatro la segunda temporada de ‘Hijos de papá‘, un reality que pretende ser también un coach en el que chicos que viven de manera lujosa y con todo tipo de caprichos se enfrentan, supuestamente, a la vida real y aprenden que hay que ganarse las habichuelas o, en su caso, el Moët Chandon, con el sudor de su frente.

De sobra es conocido el carrerón que el canal de Mediaset está logrando a base de programas de telerrealidad. ‘Granjero busca esposa’, ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?‘ o ‘Perdidos en la tribu’ son unos espacios llamativos, una vuelta de tuerca al reality de siempre, y han sabido conquistar a una gran parte del público (a un público incluso contrario al formato) gracias a su humor, a sus bizarros planteamientos, a un cásting con el que se empatiza fácilmente… ‘Hijos de papá’ no es así.

En ‘Hijos de papá’ es difícil conectar con los participantes. Resultan frívolos y egoístas, y eso hasta es comprensible en un programa de este tipo pero no son divertidos y eso sí que no lo perdonan los fans de la terrealidad. No saben reírse de ellos mismos. No transmiten espontaneidad ni disfrute. Parecen tener una opinión tan elevada de sus personas que no necesitan más.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 2

Actividad de la comunidad

  • :
    belichimpa ODIA a Hijos de papá
  • :
    kratos-tx ODIA a Hijos de papá
  • dijo:

    Este tipo de formatos los están sobreexplotando y al final la audiencia se cansa y los resultados son los que son. En este en concreto no tiene ningún tipo de interés.

  • vota Hijos de papá:
    2 puntos
  • :
    BXXI ODIA a Hijos de papá