Last Resort

No voy a negar que siento muy poco interés por la mayoría de series nuevas americanas que llegarán durante la campaña 2012/2013, pero como algunas de las series que veía han llegado a su fin ('Mujeres Desesperadas') y hay otras que han bajado tanto de nivel que directamente las abandoné durante la pasada temporada ('Bones'), por lo que mi apetito seriéfilo prácticamente me fuerza a dar alguna oportunidad a la mayor parte de estrenos. Ya llegará la hora de arrepentirme de ello. Entre las nuevas series, la que siempre ha atraído más mi atención ha sido 'Last Resort', nueva creación de Shawn Ryan, guionista principalmente conocido por ser la mente detrás de 'The Shield', pero por el que yo tengo un aprecio aún mayor por su participación como showrunner en la estupenda 'Terriers'. El único problema es que la base de todo era otra de esas conspiraciones tan de moda últimamente y que tan malos resultados han producido últimamente (sí, estoy pensando, entre otras, en 'FlashForward' y 'The Event'), pero su episodio piloto hace tener esperanzas en que eso no va a pasar. Una conspiración interesante Un error habitual del uso de este tipo de recurso es que la conspiración jamás logre captar el interés del espectador, al cual le importa bien poco si detrás de ella está el gobierno, una organización secreta o extraterrestres. La cuestión no es hacerlo cuanto más grande mejor, sino conseguir que tenga suficiente relieve para que haya al menos alguna trama derivada de la misma que nos interese. En el episodio piloto ya se intuyen cuatro grandes líneas argumentales: El hombre (u organización, siendo más probable esto) detrás del complot para iniciar una guerra nuclear, los supervivientes del submarino, los habitantes de la misteriosa isla a la que llegan los anteriores y la empresaria que presiona al almirante, padre de una de las mujeres a bordo el submarino problemático, para obtener ciertos beneficios. Como es normal, no todas las vías propuestas tienen el mismo interés en el piloto, pero sí que no hay ninguna que aparente ser un zurullo que vaya a darnos unas dosis insoportables de aburrimiento. Personalmente, son las dos primeras las que realmente captaron mi atención durante el piloto. La cuestión es que toda conspiración a priori tiene potencial para ser una maravilla, y aquí juegan la carta del misterio, dejando la sensación de que no va a ser el eje de la propia serie, sino un punto importante del que nos irán dando datos de forma reposada en lugar de ser el origen de cliffhangers cada vez más inverosímiles para intentar lograr nuestra atención. Sin embargo, es la tripulación del USS Colorado, de los cuales es obvio que hay muchos personajes que no han ido más allá del rellenar hueco en pantalla, pero sí que es lo que más cancha recibe en este primer episodio. Y es que el guión quiere que nos situemos en su lugar con la confusión inicial sobre la misteriosa orden que el capitán no quiere llevar a cabo. Así van preparando el gran golpe de efecto, donde quizá se abusa un poco del in crescendo musical, en el que un notable Andre Braugher declara su rebelión respecto al gobierno americano, consiguiendo que no resulte algo gratuito. También se nota la mano de Martin Campbell tras las cámaras, un director especialista en cintas de acción sobrias en las que lo que realmente funciona es el conjunto y no la grandilocuencia de determinados momentos. Eso también se nota en este piloto en el que, obviamente, todo funciona a modo de introducción de lo que está por llegar. Cierto es que quizá se eche de menos un poco más de garra en el guión, pero es que no estamos ante una serie para cable y esas limitaciones se notan. ¿Tiene futuro la serie? http://www.vayatele.com/ficcion-inte rnacional/cual-sera-la-primera-cancelacion-del-ano-en-estados-unidos

¡Vótalo!

Editores 7

Comunidad 8,3

Actividad de la comunidad