Bleak House

La adaptación a televisión de ‘Grandes esperanzas‘ ha abierto la celebración del 200º aniversario del nacimiento de Charles Dickens en la BBC, una celebración que continúa con la emisión de ‘The mystery of Edwin Drood‘ (obra que Dickens, por cierto, dejó inacabada) y una nueva versión para el cine, precisamente, de ‘Grandes esperanzas’, con Helena Bonham-Carter dando vida a la señorita Havisham. La miniserie, que se vio durante tres días seguidos después de Navidad, ha recibido muy buenas críticas no sólo por cómo adapta la novela, sino también por sus interpretaciones y por la acertada construcción de una atmósfera. En ese aspecto, es muy posible que ‘Great expectations’ deba buena parte de lo que es a ‘Bleak House‘, otra adaptación de Dickens, que revitalizó en 2005 un género que parecía haber perdido chispa.

Escrita por un guionista experto en esas lides como Andrew Davies (responsable, entre otras, de la miniserie de ‘Orgullo y prejuicio‘) y con la dirección repartida entre Justin Chadwick y Susanna White, la miniserie se lanza a la difícil tarea de trasladar a la pantalla una de las obras más monumentales de Dickens, ‘Casa desolada‘, que lanza una fuerte crítica contra el sistema legal victoriano en medio de una sorprendente mezcla de géneros, que abarcan desde el realismo social al drama romántico, la comedia, el misterio y hasta el gótico sobrenatural. El libro se publicó, como era habitual a mediados del siglo XIX, en 20 entregas mensuales entre 1852 y 1853, y la serie quiso conservar esa estructura folletinesca en su modo de emisión original en la BBC.

Aspectos novedosos

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 7

Actividad de la comunidad