El Mundo de Beakman

‘El Mundo de Beakman’ fue un ejemplo de cómo la televisión puede educar entreteniendo a los niños sin tener que basar su programación en la animación de violencia o género fantástico de acción irreal en su totalidad. Emitido en la FORTA y en Cuatro, cada día un excéntrico científico llamado Beakman entraba en las casas de los infantes para mostrarnos un laboratorio realmente impresionante, lleno de aparatos, personajes muy peculiares, y sobre todo, de experimentos científicos de lo más curiosos.

Hoy, en Nostalgia TV volvemos a entonar aquél lema de ¡Bada bing, bada bang, bada Beakman! Personajes excéntricos y peculiares, un éxito

La emisión la comenzaban Don y Herb, dos pingüinos muy graciosos que seguían el programa y lo comentaban desde el Polo Sur. Beakman era el alma del programa. Un científico muy peculiar, interpretado por Paul Zaloom, que tenía un enorme laboratorio lleno de aparatos, objetos y materiales con los que experimentar y poder explicar todas las dudas que la audiencia mandaba al programa vía carta. Le acompañaba su incondicional Lester (interpretado por Mark Ritts), una enorme rata de laboratorio que a veces le ayudaba a cambio de un trozo de comida.

¡Vótalo!

Editores 10

Comunidad 8,8

Actividad de la comunidad