Mistresses

Este verano, por la blogosfera hemos podido leer opiniones, reseñas y comentarios sobre bastantes estrenos de la BBC, desde ‘Sherlock’ a ‘Luther’ o la miniserie ‘The deep’. Sin embargo, otra de las series estivales de la cadena británica ha pasado bastante desapercibida, pese a gozar de bastante éxito en el Reino Unido. La BBC emitió a lo largo del mes pasado los cuatro capítulos de la tercera temporada de ‘Mistresses’, y aprovechó al mismo tiempo para anunciar que serían los últimos.

La serie sigue a cuatro amigas londinenses mientras lidian con diferentes situaciones amorosas: a Jessica le encanta encontrar nuevos ligues, a la vez que mantiene una relación de “amigos con beneficios” con su jefe; Siobhan intenta tener un niño con su marido, completamente obsesionado con el tema; Trudi, con dos niñas pequeñas, perdió a su marido en los atentados del 11-S y Kate, médico, tiene una aventura con un paciente casado. La línea que une todo esto es el tratamiento, bastante realista, de la amistad entre las cuatro, el punto más fuerte de una serie que a veces tiene unos giros en la trama realmente culebroneros.

Sin embargo, sus cuatro actrices (Shelley Conn, Sarah Parish, Sharon Small y Orla Brady) justifican plenamente darle una oportunidad a la serie, que ha sido comparada frecuentemente con ‘Sexo en Nueva York’ por tener en el centro también a cuatro amigas con problemas sentimentales, pero que opta más por el drama (aunque tiene algunos momentos humorísticos) y el verismo al tratar las situaciones laborales de cada una. Siobhan, por ejemplo, es abogada, pero su oficina tiene poco glamour y ella no está todo el día hablando de Manolos.

¡Vótalo!

Editores 6

Comunidad 0

Actividad de la comunidad