The Vampire Diaries

He de confesar que ‘The Vampire Diaries’ no me llamaba absolutamente nada. Quizás fueran las imágenes promocionales, los trailers o que no soy excesivamente fan de ‘Crepúsculo’, pero el caso es que me esperaba una serie floja, sin miga y con el único objetivo de aprovecharse del tirón que tienen hoy en día las historias de vampiros. Reconozco que me equivoqué, porque es aún peor.

La historia, que han sacado de los libros de mismo nombre, puede resultarnos familiar: una adolescente, pasando malos momentos por la reciente pérdida de sus padres, conoce a un misterioso chico. Lo que ella no sabe es que el joven en cuestión es un vampiro que ya no se alimenta de humanos y que tiene un malvado hermano, responsable de las recientes muertes que acechan al pequeño pueblo en el que habitan.

El piloto se hace largo y adolece de una notable falta de ritmo, quizás en parte porque intenta presentarnos a todos los personajes. Unos personajes demasiado planos e interpretados por actores que son atractivos… pero poco más. Si a eso le sumamos una voz en off que se hace bastante innecesaria y unos diálogos que no dan para mucho (aunque hay alguna que otra referencia divertida), ‘The Vampire Diaries’ se convierte en una serie totalmente prescindible para aquellos que se esperaran algo más que una simple historia de vampiros adolescentes.

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 7,3

Actividad de la comunidad