Sálvame

‘Sálvame’ llegó, vio y venció en la sobremesa de Telecinco. Los datos del primer programa (un 13,4 % y más de un millón y medio de espectadores), me temo que son sólo una antesala de lo que está por venir y me atrevo a afirmar que Telecinco ha encontrado un recambio para ‘Aquí hay tomate’ volviendo a los orígenes.

La conclusión es fácil: ‘Salvame’ es lo que la audiencia de quiere, ni más ni menos, y los datos que estaban marcando en el late night así lo presagiaban. El programa puede resultar divertido, siempre y cuando consideremos una diversión poner a caer de un burro todo lo que se mueve en los realities de la cadena; polémico, siempre y cuando aceptemos como reales las broncas continuas entre colaboradores; y picantón, si es que disfrutamos con los vídeos subidos de tono.

Con los ingredientes mencionados y con unos colaboradores dispuestos a defender los artefactos creados por Telecinco y a debatir como si fuera en serio aspectos sobre su vida privada, el circo está montado. Se parece en muchas cosas a ‘Aquí hay tomate’, sí, pero la vuelta de tuerca se da cuando los colaboradores, polemistas, comentaristas o como queráis llamarles pasan a formar parte activa del show discutiendo entre ellos, compitiendo en pruebas del tipo ‘El gran juego de la oca’ y sufriendo las consecuencias de su falta de implicación. En resumen, un reality con formato de tertulia que comenta otros realities. Podríamos decir que es el “metareality” con corazón y mala baba.

¡Vótalo!

Editores 1

Comunidad 1,2

Actividad de la comunidad