Babylon 5

Hay un problema con Babylon 5, una de las mejores series de ciencia ficción de todos los tiempos, y es de los de órdago, porque ha echado para atrás a no pocos espectadores: la serie se convirtió en una joya con el paso de los capítulos, pero hay que reconocer que su debut no fue precisamente genial.

Más bien al contrario: Babylon 5 vivió un proceso diferente al de la mayoría de las series de televisión. Mientras no son pocas las que empiezan con una idea magnífica que se va diluyendo con el paso de los episodios hasta caer muy bajo, Babylon 5 empezó floja, sólo para muy incondicionales de la ciencia ficción, y acabó siendo un clásico.

¿Dónde está el milagro? Pues en muchos factores conjuntos. Para empezar, en un guionista, JM Stracyznsky, capaz de pensar a muy larga distancia. Babylon 5 es como esos collages hechos con piezas muy pequeñas. Si te acercas mucho a ellos, no eres capaz de descifrar nada. Pero en cuanto tomas distancia, en cuanto contemplas el cuadro general, comprendes todo el sentido.

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 9

Actividad de la comunidad