Sigue a

kiefersutherland


El próximo 22 de marzo, a las 22:20, Fox España estrena, el mismo día que en Estados Unidos, ‘Touch‘, la nueva serie de Tim Kring (’Héroes‘) y la que devuelve al medio a Kiefer Sutherland después de ‘24’. Para presentar la serie, Sutherland estuvo en Madrid para tener un encuentro con los fans y hablar sobre ‘Touch’, su mensaje y sus razones para regresar tan rápido a la televisión con la prensa internacional presente en el evento.

Ese carácter internacional hizo que la presentación fuera más bien breve, pero intensa, y ¡Vaya Tele! tuvo la oportunidad de compartir unos minutos con el actor, junto con otros periodistas de medios de otros países europeos. Sutherland se presentó muy amable, agradeciendo varias veces a todos los presentes que estuvieran allí un sábado por la tarde, y aunque hubo poco tiempo para entrar en detalles sobre su papel en ‘Touch’, sí comentó algunos de los aspectos de la serie que le parecieron más interesantes y por qué este proyecto le llevó a regresar a la televisión después de ocho temporadas en ‘24’, la serie que ha cimentado el estatus del que disfruta ahora.

Él mismo reconoce que protagonizar otra serie era “la última cosa que quería hacer. Acaba de terminar nueve años en ‘24’. Tengo una foto de mi hija de visita en el set y estaba en quinto grado. Tengo otra foto de mi hija cuando estábamos terminando ‘24’ y estaba graduándose en la universidad. Eso es mucho tiempo. Si te comprometes con una serie de televisión y tiene éxito, eso es lo que vas a estar haciendo durante bastante tiempo“. Además, Sutherland ha estado involucrado en otros proyectos en el año y medio transcurrido tras el final de la serie (incluida ‘Melancolía‘, de Lars Von Trier, y un apelícula dirigida por Mira Nair, ‘The reluctant fundamentalist’, aún sin estrenar) y no tenía en mente volver a la televisión. Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, leer el guión le llevó a cambiar de opinión.

touch2

El atractivo del guión

Sutherland estaba representando en Broadway ‘That championship season’ cuando le enviaron el guión del piloto de ‘Touch’. “Pregunté lo que era y me respondieron que era para televisión, a lo que yo contesté que no estaba interesado en hacerlo. Me dijeron que tenía que leerlo de todos modos porque lo había escrito Tim Kring, al que yo respeto mucho, y lo producía Peter Chernin, que es el jefe de Fox Media Corp., que fue un gran aliado de ‘24’ y es amigo mío también, así que, por respeto a ellos, leí el guión”, explica el actor, que añade que eso fue lo que le hizo decidirse por entrar en el proyecto:

Estaba más o menos en la página 32 y pensé “oh, no”. Me encantó, pero pensé que sólo llevaba 40 páginas y que se estropearía antes del final. Pero no, no hizo más que mejorar y mejorar. Me di cuenta de que estaría muy decepcionado si llegara septiembre y estuviera sentado en el sofá, viéndolo, y yo no hubiera estado involucrado en ello.

Ahora, reconoce que “estoy muy agradecido por haber tomado esa decisión. Acabamos de terminar ocho meses de trabajo, terminando la primera temporada, y ha sido una experiencia maravillosa, tanto personal como profesionalmente, y ahora estoy en ese emocionante punto en el que vamos a presentar al niño y esperamos que la gente sea amable con él, y espero que a la gente le guste. Espero que les guste tanto como yo he disfrutado rodándola”. Para Sutherland, ser capaz de comprender lo que estaba pasando Martin Bohm, su personaje, fue muy importante: “Tuve una reacción muy visceral y emocional hacia el guión. Es muy sencillo; tengo dos hijas (…), y la idea de no poder coger la mano de mi hija cuando la llevaba al colegio, de no poder llevarla a la cama, no poder abrazarla, no darle un beso de buenas noches, no poder escuchar las cosas divertidas que diría cuando pudiera hablar… No tener ninguna de esas cosas me rompió el corazón, así que tuve una reacción muy visceral hacia la situación de este hombre. Pensé que entendía bien cómo quería interpretarlo. La combinación de esas dos cosas hizo muy difícil, imposible, que no formara parte de esto”.

kieferydavid

Todo está conectado

El eslógan de ‘Touch’ es “Todo está conectado”, y ese modo en el que la serie traza conexiones invisibles entre los habitantes del planeta es de lo que más destaca Kiefer Sutherland. Asegura que “me gustó la idea de que Tim Kring decidiera no centrarse en lo que nos divide, sino en las cosas que son comunes en la naturaleza humana”, y añade que:

Me gusta que decidiera centrarse en eso, porque creo que cuanto mejor entendamos lo que tenemos en común, este mundo será mejor. El hecho de estas historias globales y su efecto dominó, y que todos estamos conectados y que lo que hacemos en nuestra vida diaria tiene importancia, aunque no lo sepamos y ocurra 10.000 kilómetros más allá… Hay un efecto dominó en nuestras acciones

En ‘Touch’ y, en concreto, en la construcción del personaje de Martin Bohm, tienen cierta relevancia los atentados del 11 de septiembre de 2001, en los que muere la mujer de Bohm, y un día que Sutherland recuerda como “un día horrible, horrible. No quiero sonar pretencioso y creer que es el único ataque que ha tenido lugar en el mundo, desafortunadamente, es algo que ocurre por todo el mundo. Pero recuerdo, de modo muy concreto, que eran las cinco de la mañana y estábamos rodando ‘24’. Me llamaron por teléfono y me despertaron después del choque del primer avión. Todos pensábamos que era un accidente. Después llegó el impacto del segundo avión y lo que más recuerdo, y pienso sobre ello muchos días, es ver a un hombre y una mujer muy arriba en uno de los alféizares de las ventanas”.

La pérdida de su esposa en el 11-S hace que en Bohm haya un cierto poso de tristeza y, como explica el propio Sutherland:

Ciertamente, él es demasiado joven para haber perdido a su esposa, y hay una gran tristeza en Martin Bohm, el personaje que interpreto, y un gran sentimiento de pérdida. Y no sólo porque ha perdido a su mujer, sino también porque ha perdido ese ideal de una relación perfecta entre un padre y su hijo.

Sin embargo, el actor, y productor de la serie, también indica que Bohm “aun así, todos los días se levanta con una gran cantidad de amor, entusiasmo, esperanza y energía por lograr que esa dinámica padre-hijo sea un poco mejor. Es un hombre muy fuerte y valiente, al mismo tiempo. El único significado del 11-S y la pérdida de su esposa es que ha creado una gran tristeza en él”. Ese tono optimista y de esperanza es, probablemente, lo que hizo el preestreno de ‘Touch’ en enero fuera visto por casi 12 millones de personas, razón por la que no es de extrañar que la cadena quiera lanzarla, ya oficialmente, el 22 de marzo justo después de ‘American Idol‘. Entonces veremos si Kiefer Sutherland sigue teniendo tanto tirón entre el público como durante sus días en ‘24’.

En ¡Vaya Tele! | ‘Touch’, un piloto que emociona

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios