Síguenos

Primetime, daytime, lead in, access prime time… seguro que alguna de estas palabras te suena. Para el Programador de televisión son como para nosotros el desayuno de cada día. Seguimos con nuestra serie sobre Quién es quién en televisión, descubriendo las personas y poniendo cara al trabajo de todos aquellos que están detrás de las cámaras. En el turno de hoy nos toca alguien que seguramente no conozcas…

Pero que seguro que identificas rápido. Por ejemplo, ¿quién decide que una serie o tal programa comience a las 22:30 horas? A veces los espectadores no estamos nada de acuerdo con las decisiones de programación, bien sea porque nos pilla mal de horario, bien sea porque es demasiado tarde, o porque nos coincide con otro programa que queremos ver. ¿Quién es el responsable de todo esto?

Bienvenidos a la batalla, one more time

No es la primera vez que hablamos de guerras y de batallas en esta serie especial sobre profesionales de la televisión. Es el día a día del medio, y si hay algún corresponsal de guerra metido en el combate, ese es, junto con el Director de programa, el Programador. Básicamente, es un estratega cuya función es decidir el slot en el que se programan las emisiones de una cadena.

Seguro que alguna vez te has preguntado por qué los canales no dan más información de su programación más allá de tres días de parrilla, ¿verdad? Digamos que al programador no le interesa que sus estrategias y horarios se den a conocer con demasiada antelación. Uno de los juegos más sucios que se “permiten” en la industria es modificar la parrilla sin previo aviso según lo que hagan los demás canales, cambiando la planificación de emisión y por tanto, cambiando los planes del espectador.

Estrategia y competitividad: las claves del juego

El Programador se la juega cada día. Hay batallas muy bien ganadas, y otras en las que se deja perder. Programar algo potente en primetime no es siempre un valor seguro. ¿Qué hacen las demás cadenas mientras tú emites tu parrilla? En el juego del directo el gran problema es que uno no juega sólo, si no que está en una partida con muchos agentes con otros contenidos y directos que compiten con el interés de tu canal.

A veces el arrastre de cadena es clave para el inicio de un programa. Puede parecer una tontería, pero retrasar 5 o 10 minutos el arranque de una serie puede suponer una victoria frente a la estrategia de una cadena. El problema es el de siempre: grabaciones y espectador perjudicados por cambios de planes, aunque los resultados de audiencia, liderazgo e ingresos publicitarios pueden resultar lo suficientemente interesantes como para luchas por ganar la batalla.

Los programadores utilizan un montón de estrategias de programación, como el tent pole, la pértiga o incluso el checkerboarding. Suelen ser estrategias con nombres curiosos y llamativos, y guardan patrones de comportamiento frente a las pausas publicitarias y las contraprogramaciones de otras cadenas.

Imagen | natmorris
En ¡Vaya Tele! | Quién es quién en televisión
En ¡Vaya Tele! | Quién es quién en televisión: Continuidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios