Sigue a Vayatele

cue.jpg

Seguro que más de una vez te has quedado asombrado ante la gran capacidad de los presentadores de televisión para contar las noticias y cualquier historia a la primera, sin fallos, y con una narración perfecta. Es lo que conocemos como profesionalidad, aunque todos los profesionales tienen su truco, y en el caso de la pequeña pantalla, este truco recibe el nombre de teleprompter o autocue, también conocido simplemente como cue. Se trata de un mecanismo situado frente al objetivo de la cámara, en el que se proyectan las noticias, y se va actualizando a medida que el presentador va leyendo.

El sistema requiere de una parte técnica en plató (físicamente instalada en la cámara) y una parte en el control de realización. El teleprompter nació en los 50, cuando la televisión estaba aún muy en pañales, y los primeros sistemas eran tan rudimentarios como una hoja enrollable cerca de la cámara, en la que estaban escritas las noticias y una persona las iba pasando manualmente. Sin embargo, fue en los años 80, con la irrupción de la informática, cuando comenzaron a aparecer los primeros sistemas de cue controlados por un ordenador, concretamente por unos Atari 800, y se popularizaron en todas las cadenas, convirtiéndose en un básico a partir de principios de los 90.

¿Cómo funciona un teleprompter?


Técnicamente, se instala un pequeño LCD justo debajo de un cristal inclinado unos determinados grados, que está inmediatamente enfrente del objetivo de la cámara. Esta determinada inclinación hace que los haces de luz del LCD no entren a través del objetivo de la cámara. En el video vemos un ejemplo de verdadera definición del concepto retro en televisión, un lugar donde a veces no existe la obsolescencia programada... en este caso es un autocue bastante antiguo, pero en esencia, la mecánica sigue siendo la misma que antaño.

Este cristal está tapado en su parte trasera por una tela negra y unos paneles oscuros que hacen posible que el reflejo de la pantalla LCD se vea en el cristal sin aparecer en la señal de cámara. Lo único blanco que se proyecta en este cristal son los textos de las noticias (normalmente escritos en Helvetica o Arial en su defecto), y su intensidad lumínica es lo suficientemente inferior como para no provocar apariciones indeseadas en la imagen.

Hasta aquí la parte técnica que hace posible que el presentador lea e interprete la noticia mirando a cámara. Pero, ¿cómo se controla? Existen multitud de empresas que fabrican autocues, y cada modelo puede ofrecer soluciones muy distintas. Normalmente, existe un pedal, como el acelerador del coche, situado bajo la mesa del presentador en el plató, y es el mismo presentador el que determina la velocidad de refresco y lectura de la noticia. Por otra parte, existe un profesional en el control de realización que es el operador de cue, encargado de introducir y controlar la velocidad de lectura manualmente gracias a una rueda especial, en el caso de que no exista ese pedal en el sistema de cue.

Aunque este sistema es muy práctico, nunca podemos fiarnos de la tecnología al 100%, y si no que se lo pregunten a Evan Baxter... o al menos, debemos tener un plan de salida en el caso de que esta tecnología falle. Es por eso que todos los presentadores tienen en su mesa todas las noticias impresas en papel, ordenadas una por una y en folios diferentes, para poder leerlas inmediatamente en el caso de que autocue falle. Así que si alguna vez ves al presentador leer una noticia sin mirar a cámara, seguramente el cue está fallando o se trata de una última hora que no han podido introducir en el sistema.

En ¡Vaya Tele! | Curiosidades de la tele: ¿Cómo recibimos la TV desde un satélite?
En ¡Vaya Tele! | Curiosidades de la tele

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios