Cómo trabajar en televisión: Consejos

Sigue a Vayatele

147865218_2554028367_o.jpg

Si buscas la fórmula mágica para entrar en la tele, creo que no la vas a poder encontrar a la primera. Sabemos que muchos de los lectores de ¡Vaya Tele! trabajáis en televisión, o bien os gustaría dedicaros a ello porque sois estudiantes o estáis pensando en estudiar para televisión. La fórmula de licenciarse y tener trabajo hace décadas que se extinguió: tú eres el guionista de tu destino y debes buscar tu camino en la pequeña pantalla.

Hoy recopilaré unos breves consejos para todos aquellos que deseáis ver cumplido vuestro sueño, aunque también quiero ser claro y realista: no es el mejor momento para buscar trabajo en la industria televisiva, al menos, en nuestro país. El futuro inmediato del audiovisual no está en la TDT ni en los canales temáticos, sino en la producción audiovisual en internet o fuera de nuestras fronteras.

Es un mundo de contactos: Elabora tu agenda

La televisión, al menos en España, funciona por contactos. Gente que se acuerda de tí y te llama para un trabajo, bien porque le caigas bien o bien por tu profesionalidad, porque has demostrado tu valía en un trabajo anterior con esa persona. En esta última línea, hay un elevado número de puestos basados en las recomendaciones y es una de las formas que más acceso laboral aportan en el mercado televisivo.

Personalmente, para mí la única forma de acceder a un puesto televisivo es la excelencia profesional, sobre la cual debes tener muy claro a qué te quieres dedicar: si quieres ser realizador, lucha por ello desde el primer momento que te sea posible, aprovecha todos los cursos y becas que en las que puedas demostrar tu hacer: tu carta de presentación es tu propio trabajo delante de las personas que te puedan contratar: tengas 20, 30 o 40 años.

Busca tu sitio: No dejes de trabajar

La industria televisiva española, principalmente la industria patria, es una industria basada en un marcado paternalismo en muchos casos. Por otra parte, hay que añadir que el mercado televisivo está extremadamente saturado: hay una elevada concentración de talento y profesionales para un mercado en estos tiempos demasiado pequeño para la capacidad de puestos que podría llegar a ofertar.

No te cierres a ninguna oportunidad profesional. En cualquier momento puede aparecer el contacto o el proyecto que te abra una nueva puerta hacia un futuro trabajo. Esfuérzate en las entrevistas: si hay que desplazarse kilómetros, deberías hacerlo. Y como en todos los puestos de trabajo: preocúpate por tu imagen, se tú mismo en un cara a cara y muestra tu mejor lado con tus valores profesionales.

Es probable que tu CV no sirva de mucho… muévete por otras vías

El CV es una cosa del pasado. Si no estás ya en LinkedIn, con toda tu bio subida y actualizada, deberías abrirte un perfil urgentemente si estás buscando trabajo en televisión y moverte por sus grupos de trabajo. Por otra parte, si eres realizador o montador, deberías ya tener una web con todos tus trabajos colgados (o showreel) y tu estilo personal, en dónde se demuestre lo que sabes hacer y para quién has trabajado ya. Si eres guionista, deberías tener tus guiones en algún sitio… (y registrados, por supuesto), si eres presentador/a, tus videobooks y cortes de programas emitidos… y proceder de esta manera con los puestos más creativos.

Intenta especializarte. Las profesiones técnicas y las especializaciones te hacen un poco más imprescindible en el mundo del trabajo. Aunque recuerda que al final, todo el mundo es prescindible.

Cómo empezar: Estudios

Las vías para trabajar en televisión son el Grado en Comunicación Audiovisual y el FP de Técnico Superior en Realización Audiovisual y Espectáculos. ¿Un máster? Personalmente no creo que te sirvan más allá de conocer una cartera de contactos, pero ninguna de estas tres formaciones te asegurarán un puesto de trabajo en tu salida laboral. Lo único que te será útil es tu capacidad profesional frente a la de la competencia.

Hay gente que suele combinar carrera y FP para obtener una formación audiovisual más completa. En mi opinión, con la carrera es más que suficiente si sabes buscar y aprovechar las prácticas profesionales. Si eres una persona curiosa y proactiva a la hora de recibir formación técnica, no necesitarás invertir más tiempo en un FP. Por otra parte, es muy cierto que la carrera de Comunicación Audiovisual está sesgada: falta especialización y formación de mayor calidad en las universidades de nuestro país.

Muchas facultades están anticuadas, no sólo por espacio y material técnico, sino también por los conocimientos del profesorado, inmerso aún en una era analógica en muchos casos, en los que la necesidad de reconversión y actualización al vertiginoso ritmo del audiovisual en la era digital es más que clave. Y por último, si tienes la suerte de acceder a becas y ser subvencionado, aprovecha unos estudios fuera de España. Hay otras industrias audiovisuales más avanzadas que la nuestra, con mejores oportunidades y otras metodologías de trabajo.

En ¡Vaya Tele! | Quién es quién en televisión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios