Síguenos

kerrywashington_scandal


Como se auguraba desde hace meses, las categorías de drama han sido de las pocas que han puesto algún toque diferente a unas nominaciones de los Emmy que, en general, se han plegado al guión previsto. Especialmente en los apartados de comedia, donde ‘Arrested Development’, al final, sólo ha podido incluir a Jason Bateman entre los actores principales. Pero la estrategia de Netflix (y una intensísima campaña publicitaria previa a las votaciones) sí ha terminado siendo todo un éxito con ‘House of Cards’, en la que el peso de los nombres de todos los responsables (David Fincher, el primero) ha podido con el hecho de que no se haya visto en ninguna cadena tradicional, y que Netflix la pusiera a disposición de sus abonados toda de golpe.

Kevin Spacey y Robin Wright han sido dos de las nominaciones más destacadas porque han dejado fuera a pasados favoritos de los premios como Steve Buscemi y Julianna Margulies, respectivamente, pero Wright se ha visto oscurecida por la verdadera noticia de esta edición, que es la inclusión de Kerry Washington como mejor actriz de drama por ‘Scandal’. La serie de la ABC, de hecho, ha sido una de las sorpresas de las nominaciones porque hasta ha conseguido que Dan Bucatinsky figure entre los invitados de drama, afianzando su posición como uno de los fenómenos mediáticos del año televisivo en Estados Unidos. Podremos creer que es una imitación de segunda de ‘El ala oeste de la Casa Blanca’, pero lo cierto es que es de los títulos de los que más se ha hablado en estos meses, y Olivia Pope va camino de convertirse hasta en gurú del estilo. Todo eso cuenta para que los Emmy se fijen en tí.

Los secundarios sorpresa

mandypatinkin_homeland

Sobre si Washington merecía o no estar nominada podríamos estar discutiendo eternamente (o sobre si Connie Britton ha entrado por ‘Nashville’ sólo porque ha estado nominada en los tres últimos años por dos series diferentes), pero las cosas más curiosas en las categorías de interpretación han llegado entre los secundarios. Han sido nominados actores que los críticos siempre citan como candidatos que lo merecen, pero de los que no se espera que entren, como Mandy Patinkin y Morena Baccarin por ‘Homeland’, o Emilia Clarke por ‘Juego de tronos’, una serie que este año tiene nada menos que 17 nominaciones. Sí, es cierto que ha habido olvidos claros (de los que hablaremos más adelante), pero inclusiones como la de Adam Driver como secundario de comedia, por ‘Girls’, aportan cierta bocanada de aire fresco.

Entre los actores principales, la principal novedad es la de Vera Farmiga, cuyo nombre figuraba entre las posibles nominadas al Emmy desde que se estrenó el piloto de ‘Bates Motel’, pero es de las pocas sorpresas reales. Lo es más los añadidos de Anna Chlumsky y Tony Hale como secundarios por ‘Veep’, una comedia que cada vez gana más aceptación en estos premios. Y aunque ‘Boardwalk Empire’ se haya caído finalmente de las nominaciones, sí ha conseguido colarse Bobby Cannavale, un viejo conocido de los Emmy, también entre los secundarios, y que ha sido de las pocas alegrías de esa serie de HBO.

Los olvidos

monicapotter_parenthood

Por supuesto, como ocurre todos los años, las nominaciones se dejan fuera a un buen puñado de candidatos que merecían entrar, pero que se quedan fuera porque son demasiado minoritarios para los Emmy, caso de Tatiana Maslany por ‘Orphan Black’, o porque no acaban de entrar en su radar. Puede ser porque las series tocan temas demasiado alejados de los gustos de los votantes o porque, simplemente, nunca han oído hablar de ellas, que seguramente es una de las razones por las que Michael Cudlitz y Monica Potter no han logrado reconocimiento por ‘Southland’ y ‘Parenthood’, respectivamente.

En cuanto estos premios adquieren ciertas inercias, es muy complicado romperlas, como ocurre con su costumbre de nominar sólo a Amy Poehler de entre el reparto de ‘Parks and Recreation’, y obviar siempre a Nick Offerman. y también es muy difícil recuperar su favor una vez que te caes de la lista de nominados, que es algo que ‘The good wife’ ha experimentado de primera mano esta vez (aunque se ha convertido en toda una potencia entre los actores invitados, con Nathan Lane, Michael J. Fox y Carrie Preston). Y algo similar le ha pasado a ‘Mad Men’, que se mantiene entre los mejores dramas pero que ha perdido pie definitivamente en categorías que solían ser su feudo exclusivo, las de guión y dirección, en las que no ha conseguido ninguna nominación y donde sí figura con fuerza ‘Breaking Bad’.

Por cerrar esto por alguna parte, sólo comentaremos que la mala suerte de FX en estos premios continúa. Aunque ‘Louie’ sea una de las favoritas en comedia, su drama de estreno con mejor proyección, ‘The Americans’, se ha tenido que comformar con una candidatura a actriz invitada para Margo Martindale y otra para su sintonía, compuesta por Nathan Barr. Sólo ‘Justified’ consiguió hacer un poco de ruido en los dos últimos años, pero parece que no el suficiente como para que la cadena se haga notar en medio de HBO, Netflix y compañía.

En ¡Vaya Tele! | Emmys 2013: lista de nominados

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios