Esperadas tomaduras de pelo y ocasionales alegrías de las nominaciones de los Emmy 2012

Sigue a

Muchos Emmy

Seamos sinceros: ¿Conocéis a alguien que alguna vez al enterarse de las nominaciones de los Emmy haya dicho que todo ha sido justo y que vaya buen ojo han tenido a la hora de elegir a los candidatos en las principales categorías? Yo no recuerdo caso alguno, y el reciente anuncio de los nominados de este año está lejos de poner punto y final a la polémica que siempre da vidilla a toda entrega de premios.

Sin embargo, hay que saber distinguir entre lo que es indignante y lo que resulta previsible por mucho que a uno le resulta ofensivo y hasta una muestra de mal gusto. Lo habitual es que haya más discusiones en la categoría de comedia que en el drama, y esta vez no ha sido una excepción a la regla pese a que también ha habido varias novedades en este segundo género. Vamos allá.

Comedias

Parks & Recreation

Aquí llega la guerra en la que cada uno mencionará su comedia favorita que se ha quedado fuera de las carreras por los Emmy. Yo diría que la gran ausente es ‘Parks & Recreation‘, pero poco tardaría en saltar quien mencionase ‘Community‘, ‘Louie‘ o ‘It´s always sunny in Philadelphia‘. Seguro que me dejo muchas en el tintero (y ojalá sus fans no quieran sacarme los ojos por ello), pero lo cierto es que no hay nada especialmente sorprendente en lo que ha pasado.

La primera regla en este apartado es que si alguna cadena de cable importante tiene alguna comedia nueva (muchas veces dramedias mucho más cercanas al drama, pero oye, aquí es más fácil conseguir nominaciones o hasta ganar) que haya llamado la atención, zas, nominación. Eso hace que ‘Girls‘ y ‘Veep‘ se lleven ya dos, ambas de la HBO, la cual ocupa otra posición más con el esperado regreso de ‘Curb your Entushiasm‘. Y los otros tres lugares van a parar a tres series muy queridas por los votantes de los Emmy (aunque deberían hacerse mirar ese amor hacia ‘The Big Bang Theory‘), lo cual nos deja con cero lugares para otras series. ¿Injusto? Posiblemente, pero también realista y esperable.

Imagen de Modern Family

Lo curioso es que muchas de las comedias olvidadas sí han recibido menciones en otras categorías, ya sea interpretación, dirección o guión, lo cual le hace dudar a uno sobre un posible tongo a la hora de seleccionar a las mejores comedias, pero bueno, como suele decirse, es lo que hay. Por lo demás, sigue la tiranía de ‘Modern family‘ a la hora de acaparar menciones para sus actores, aunque aún más rara es la tontería de recurrir a un empate para que haya siete actrices nominadas como protagonistas.

¿Echo en falta a muchos? Sí, por ejemplo jamás dejará de sorprenderme que Nick ‘Ron F. Swanson’ Offerman siga sin tener ni una nominación, y hay más casos. ¿Me sorprende? Ya no, que los Emmy tienen sus reglas propias y mejor conformarse con las pequeñas victorias a cabrearse en vano, ¿no creéis?

Dramas

La buena esposa

En este género deberíamos hablar más de ausencias porque no hay sitio para más que de cualquier otra cosa. Personalmente no me gusta la ausencia de ‘The Good Wife‘ en el apartado de mejor serie, pero no hay ninguna de las otras nominadas, incluso alguna que no digo (por motivos que no vienen al caso), que merezca ser considerada la oveja negra del rebaño. Es cierto que el relativamente inesperado impacto de ‘Downton Abbey‘ ha hecho mucho daño en las categorías de drama, pero si los Emmy se enamoran de una serie, no hay nada que hacer.

Echando un vistazo al resto de categorías si que puede rechinar la no presencia de nadie de ‘Justified‘, que sí consiguió alguna mención el año pasado, pero por lo demás todo es una perfecta mezcla de aciertos y presencias que uno puede entender por el estatus de los intérpretes en cuestión. La auténtica gran novedad es la presencia de Anna Gunn por su encomiable trabajo como Skyler en ‘Breaking Bad‘, que a mí nunca me cayó bien el personaje, pero eso no ha de ser obstáculo para reconocer su estupendo trabajo en la cuarta temporada.

Eso sí, la no nominación para Neil Marshall por el episodio Blackwater de ‘Juego de Tronos’ es una infamia completamente injustificable. Estamos ante uno de los capítulos más llamativos del pasado curso televisivo, y la puesta en escena de Marshall resultó esencial para ello.

Otras categorías

American Horror Story

No es habitual que haya muchos críticas en otros apartados, pero hay algunas nominaciones llamativas y otras que uno no termina de entender cuando este ha sido el año en el que a ‘Downton Abbey‘ se le acababa el chollo de participar en la categoría de miniserie o tv movie. ¿Qué sentido tiene entonces que ‘Luther‘ e Idris Elba aún aparezan por aquí? Seguro que es perfectamente reglamentario, como las abundantes nominaciones para ‘American Horror Story‘ (ya sé que para la siguiente temporada toca empezar otra historia, pero eso no es excusa) o la presencia de ‘Sherlock‘ por uno de sus episodios. Esta es una categoría que nunca será fiable mientras no sea realmente representativa de lo que dice ser.

Eso sí, hay un par de menciones en las que merece pararse un momento no por incongruencias, sino por su significación. La primera de ellas es la ausencia del programa de Conan O’Brien (en favor de ‘Jimmy Kimmel Live‘), lo cual podría ser la puntilla para un programa que no pasa por una buena etapa en términos de audiencia. En cambio, la otra sorpresa destacable ha sido la nominación para ‘Bob’s Burgers‘ como mejor serie de animación, ya que no tiene unas grandes audiencias (su renovación para una tercera temporada estuvo precedida por un clima de clara incertidumbre) y este tipo de reconocimiento, por mucho que su derrota sea bastante segura, siempre viene bien.

¿No será mejor acordarse de que hoy al fin se estrena ‘El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace‘ en lugar de seguir mosqueados por unas nominaciones bastante previsibles, sobre todo en sus elecciones más cabreantes?

En ¡Vaya Tele! | ¿Cuánto cuesta ganar un Emmy?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios