Sigue a

emmy_actores

Bryan Cranston (Breaking Bad) y Claire Danes (Homeland).

Las categorías de drama este año en los Emmy se presentan bastante reñidas. La entrada cual vendaval de ‘Downton Abbey‘ ha deparado varias sorpresas y ha causado que no sea tan sencillo señalar a los favoritos a priori, al menos no en todas las categorías. Además, esta edición es también la del regreso de ‘Breaking Bad‘ a los premios tras no haber podido participar el año pasado, por el tardío estreno de su cuarta temporada, por lo que el panorama es ligeramente diferente al que había en 2011.

Entre los nominados a mejor actor y actriz principal de drama encontramos a viejos conocidos con unas cuantas nominaciones a cuestas que aún no se han traducido en premios, a series nuevas que llegan dispuestas a hacer mucho ruido, a favoritos de los Emmy que buscan romper todos los récords de estatuillas y a actores que se estrenan como nominados, y que quizás hasta tenga opciones de dar alguna que otra sorpresa como la que dio Kyle Chandler el año pasado.

Mejor actor de drama


brody_homeland Damian Lewis, nominado por Homeland.

Chandler ya no figura de nuevo entre los seis candidatos porque ‘Friday Night Lights‘ ya terminó, pero sí que nos encontramos con bastantes habituales de esta categoría, empezando por el que parece el gran favorito, Bryan Cranston, que ha ganado tres Emmys seguidos por cada una de las tres primeras temporadas de ‘Breaking Bad’, y que persigue un cuarto que lo dejaría más cerca de leyendas de estos premios como Kelsey Grammer (que tiene cinco por ‘Frasier‘). Su principal parece ser Damian Lewis, que cuenta entre sus puntos fuertes con la gran aceptación que ha tenido su serie, ‘Homeland‘, entre gran parte de la industria hollywoodiense.

Con ellos encontramos a un Steve Buscemi que tiene la única nominación de ‘Boardwalk Empire‘ en las categorías de interpretación, pero cuya ascendencia entre los votantes parece haberse diluido mucho después del Globo de Oro que ganó por la primera temporada de la serie. Buscemi hace compañía a dos viejos conocidos que son de los grandes damnificados de la racha triunfal de Cranston. Uno es Jon Hamm, candidato de nuevo por ‘Mad Men‘, que este año no tiene nada del calibre del capítulo ‘The Suitcase’ para intentar convencer a los académicos, y el otro es Michael C. Hall, que se mantiene como uno de los favoritos de los Emmy aunque su serie, ‘Dexter‘, haya perdido su favor.

La sorpresa relativa aquí la ha dado Hugh Bonneville, una de las candidaturas de ‘Downton Abbey‘ que poca gente esperaba pero que entraba dentro de lo posible. Aunque su papel del conde de Grantham puede verse como mucho más liviano que los de sus competidores, es el protagonista masculino de la “niña mimada” de estas nominaciones, así que tenía que entrar, pero sus opciones parecen bastante reducidas frente a Cranston o Lewis.

Mejor actriz de drama


dockery Michelle Dockery, candidata por Downton Abbey.

Esta categoría tiene una clara favorita; Claire Danes por bordar el frágil estado mental y la determinación de Carrie Mathison en ‘Homeland‘. Danes ya se llevó un Emmy el año pasado en la categoría de miniserie por ‘Temple Grandin‘ y fue candidata en 1995 por la serie que la lanzó a la fama, ‘Es mi vida‘, y lo tiene todo a favor para llevarse la estatuilla este año. Entre sus principales rivales figura la vencedora de 2011, Julianna Margulies por ‘The Good Wife‘, que es de las favoritas de los académicos pero cuyas opciones parecen ser bastante menores esta vez.

Otra antigua ganadora que regresa a la categoría es Glenn Close, que tiene ya dos galardones por ‘Damages‘, que acaba de finalizar su andadura por la parrilla con cinco temporadas divididas entre FX y DirecTV. Close tiene las mismas posibilidades de repetir premio que las que tiene Elisabeth Moss de estrenarse como ganadora. Su Peggy Olson de ‘Mad Men’ vuelve a verse reconocida, y aunque cuenta con un buen episodio que enviar a los votantes, los actores de la serie de Matthew Weiner no tienen suerte de cara a los Emmy.

Suerte sí que ha tenido Michelle Dockery, que protagoniza una de las sorpresas de las nominaciones al lograr colarse aquí por su retrato de Lady Mary en ‘Downton Abbey’. Dockery es, probablemente, la componente del reparto de la serie que ha figurado más prominentemente en las revistas de tendencias y, en general, por todas partes en Estados Unidos, lo que le da un plus de visibilidad que, de todos modos, puede no ser suficiente para traducir la candidatura en un premio. El sexteto lo cierra Kathy Bates con su segunda nominación consecutiva por ‘Harry’s Law‘. Hasta los últimos Creative Emmys, Bates llevaba más de una decena de candidaturas a los Emmy sin premio, pero ahí ganó como mejor actriz invitada de comedia por ser el fantasma de Charlie Harper en ‘Dos hombres y medio’. Probablemente, los votantes consideren que ése ya es reconocimiento suficiente.

En ¡Vaya Tele! | Emmys 2012: Mejor actor y actriz de comedia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios