Sigue a Vayatele

Mad Men Christina Hendricks John Slattery Elizabeth Moss

Seguimos con nuestro especial de los Emmy 2010 en el que os traemos nuestras particulares cábalas en las que intentamos deducir los ganadores en sus respectivas categorías, ya sea porque Hollywood así lo quiere o porque se lo merece de verdad. Con este post terminamos la primera parte en la que nos hemos centrado en los actores y actrices.

Los secundarios, una de esas categorías en las que se puede decir perfectamente que no hay nada escrito. Primero porque es una categoría que suele ser muy variadita y segundo porque al ser una categoría “saco de actores” te encuentras a multitud de personajes que en la serie son tan protagonistas como el actor que opta al premio de actor principal. Un ejercicio que cabalga entre la humildad y la estrategia (“No creo que gane en actor principal me voy a presentar como secundario”).

Sin más dilación empezamos nuestra particular quiniela.

Mejor actor secundario de Drama

Breaking Bad Aaron Paul

Una de las características principales de las categorías a mejor actor y actriz secundarios de drama es que desde 1996 ningún actor ha logrado conseguir la estatuilla por segunda vez (ya sea consecutiva o no). Solo cuatro actores han logrado esa hazaña en toda la historia de los premios y no creo que este año se produzca de nuevo.

Así que creo, firmemente que ni Terry O’Quinn (ganó en 2007) ni Michael Emerson (vigente campeón) vayan a ganar el Emmy a mejor actor secundario. Y no es porque no se lo merezcan. Terry O’Quinn ha estado enorme esta temporada de ‘Lost’ y Emerson igual, aunque este año hemos tenido poca ración de Ben. De hecho entre Michael y Terry me quedo de lejos con Locke, y si se ignora la maldita estadística histórica puede que tengamos un premio aquí, pero teniendo en cuenta sus competidores puede resultar misión imposible.

A Martin Short (‘Damages’), a pesar de ser un actor que me encanta, le encuentro como rival más débil. Un honor que comparte con John Slattery (‘Mad Men’). Lo repito, ambos son grandes actores y lo hacen estupendamente, pero para mí no son los favoritos, más que nada porque hay muchos factores a tener en cuenta.

La batalla absoluta (si hubiera justicia en esto de los premios y se decidiese en un combate a muerte) sería entre André Braugher (‘Men of a certain age’) y Aaron Paul (‘Breaking Bad’). A favor de André está el hecho de que sobran cualidades para describirlo como actor y su participación en ‘Men of a certain age‘ es más que notable, a pesar de ser una serie medianamente poco conocida. Mi gran favorito, sin embargo, es Aaron Paul, porque series como ‘Breaking Bad’, que ponen al límite a los personajes, exigen mucho y solo los grandes actores pueden interpretarlos.

Mejor actriz secundaria de Drama

Mad Men Christina Hendricks

Este año nos encontramos con una circunstancia curiosa. Ya que excepto Rose Byrne (‘Damages’), ninguna de las otras actrices había sido nominada en esta categoría. En circunstancias normales creo que la balanza se inclinaría de parte de dicha veterana, pero resulta que cualquiera de las “novatas” es superior en dotes interpretativas que nuestra Ellen Parsons.

Así pues nos encontramos en una batalla en la que Rose Byrne es, para mí, el rival más débil. El siguiente eslabón estaría formado por Archie Panjabi (Kalinda en ‘The Good Wife’) y Elizabeth Moss (Peggy en ‘Mad Men’). A la primera la he descubierto este año por uno de los mejores estrenos de esta temporada y a la otra ya la tenía fichada desde que era hija del presidente de los Estados Unidos es ‘West Wing’. Ambas apuntan maneras y no me extrañaría que ganasen, pero les falta algo de cocción. Un par de años más y creo que podremos tener a dos de las mejores actrices que existen.

Me aventuraría a decir que entre “Cristinas” anda el juego. Tanto Christina Hendricks (Joan en ‘Mad Men’) como Christine Baranski (Diane en ‘The good wife’) hacen muy bien sus respectivos papeles y me encantan y creo que las dos han calado hondo en el corazón de la crítica. Como soy bastante más osado, y sabiendo que en Hollywood les gusta premiar a actrices de renombre diría que se lo va a llevar Baranski.

Todo esto si Sharon Gless (Madeline Westen en ‘Burn Notice’), una veterana y ganadora de dos Emmy a mejor actriz principal por ‘Cagney y Lacey’, no da la campanada. Que ya se sabe cómo son los académicos para estas cosas.

En ¡Vaya Tele! | Emmys 2010

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios