Sigue a Vayatele

¿Cuánto tiempo le ha robado YouTube a tu consumo de televisión? Eliminando las series y películas que ves, es muy probable que seas uno de los que le dedicamos casi más tiempo a encontrar y visionar videos de YouTube o Vimeo que a sentarnos a localizar un contenido que nos interese en televisión zappeando. Los programas de zapping o recopilatorios temáticos tipo “lo mejor de YouTube” hace bastante que se quedaron atrás. Muchos de los videos que buscamos y encontramos podrían ser piezas producidas para televisión, como las webseries, o contenidos que, por creatividad, las cadenas se podrían dar tortas por tenerlos en exclusiva.

La cuestión es que por formato en la mayoría de ocasiones quedan fuera del circuito televisivo: bien se permiten la ausencia de un cebo inicial, la duración inferior casi a tres minutos o no se ajustan a un formato cerrado (quiz, talent, reality…). Sin embargo, muchos de estos contenidos triunfan porque se aplican técnicas televisivas propias en ellos. Los contenidos de vídeo online están más sectorizados: van directos a un público interesado en un tema muy particular, pero, ¿dónde esta la delgada línea roja que separa ambos medios?

¿Una nueva ventana televisiva o un medio distinto?


A día de hoy, si me interesa un contenido deportivo, como por ejemplo, deportes de nieve, es muy posible que no me plantee suscribirme a un Extreme Sports Channel, Eurosport 2 o similares, a no ser que busque una competición en directo. Con la llegada de streamers de contenido, TV conectada y demás facilitadores de acceso a medios online, la necesidad de disponer de un canal temático muy concreto en la mente del espectador quizás se haya reducido considerablemente.

Por lo tanto, nos encontramos con un medio (vídeo online) que sigue las reglas convencionales y los manuales de realización de la televisión, tiene muchas veces un cierto componente publicitario muy televisivo (branded content; anuncios pre, mid y post-roll) pero se salta prácticamente todos los formatos de la television convencional como medio: se puede permitir la ausencia de presentadores y decisiones directivas de antena; y por supuesto, la no-esclavitud de la parrilla programática.

También es importante destacar que toda esta innovación a nivel de contenido, es en cierta medida viable porque el vídeo online permite acceder a distintos creativos audiovisuales a la producción del contenido. Creativos que, o bien están fuera del círculo burocrático profesional de las grandes cadenas y productoras, o simplemente buscan un soporte dónde desarrollar creatividades que en el soporte televisión no pueden tener cabida entre pactos/acuerdos de tiempos o target mass media.

La televisión convencional frente al vídeo online


El papel de las cadenas a este respecto es interesante. Muchas de ellas ven el vídeo online como una ventana más para sumar explotación, y otras directamente lo tratan como un medio audiovisual completamente diferente, que complementa la emisión de alguna manera y expande la producción de una marca: a través del transmedia, los webisodios, los especiales tipo “behind the scenes”…

Otros medios también quieren jugar en la liga del audiovisual. Quizás nunca hasta ahora hubiésemos pensado que un portal como lainformación.com pueda querer estar en la liga de producciones audiovisuales que se puedan emitir en La 2, Canal Odisea o mismamente, National Geographic Channel. ‘El mal del cerebro‘ podría ser un ejemplo de medio escrito online que entra a competir en la industria del contenido audiovisual, pero sin canal de televisión convencional, sino con una estructura óptima y adaptada a los recursos de internet.

¿Deberíamos por tanto tratar el vídeo online como un medio diferenciado de la televisión que entra en una liga de contenido? ¿O es un área que se escinde de la caja tonta y viene complementarla por otras vías? Lo cierto es que cada vez más hay más oferta audiovisual en internet, más impactante y más completa que en muchos slots de programación en televisión. Y al final, un medio resta horas a otro yendo ambos a 25 frames por segundo, ¿cuál es tu caso?

Frente a todo, sigue abierto un gran debate: el cómo monetizar de una manera tan exitosa la producción de video online como la industria televisiva lo hace con sus formatos.

En ¡Vaya Tele! | Vídeo es el formato publicitario online con mayor crecimiento en la actualidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios