Síguenos

nostalgia-tv_big_pinkyycereb.jpg

¿Crees que los ratones de laboratorio son siempre buenos? ¿Crees que no hacen nada cuando los científicos terminan su turno de trabajo diario? Puede ser, pero desde luego eso no es lo que ocurría cada noche en los laboratorios de lo que algunos conocen como la “American Company that Makes Everything”, o seguro que te suenan más los laboratorios ACME. En ellos habitaban Pinky y Cerebro, dos ratones de laboratorio muy peculiares.

Ambos tenían un plan: conquistar el mundo, aunque todas las ideas brotaban siempre de la mente de Cerebro, como no podía ser de otra manera. Estos particulares ratones eran bastante amigos de Steven Spielberg y la Warner Brothers, sus padres creadores que volvieron a acertar en una época televisiva en la que la violencia y la animación fantástica comenzaba a dominar las pantallas. ¿Quieres conocerlos más? Hoy los recordamos en Nostalgia TV.

¿Qué vamos a hacer esta noche, Cerebro?, a lo que él responde: Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky, tratar de conquistar al mundo.

Cómo eran Pinky y Cerebro

Ambos ratones eran los protagonistas de un espacio que vió la luz por primera vez en una cadena temática estadounidense llamada Kids WB. Tanto uno como otro eran ratones albinos modificados genéticamente, obsesionados con la dominación global, una conquista que nunca alcanzarían a pesar de intentarlo en cada uno de los episodios. Cerebro era el personaje que estaba siempre ideando planes de conquista, pero su complejo napoleónico le impedía realizar con éxito todos y cada uno de sus planes.

Pinky por el contrario era algo más grande que Cerebro, pero más tonto. En su modificación genética algo tuvo que ir mal, ya que Pinky no paraba de decir palabras sin sentido cada cierto tiempo que sacaban de sus casillas a su compañero de jaula, quién además tenía que recordarle todas las noches el plan que iban a hacer ya que era bastante torpe. ‘Pinky y Cerebro’ formaban parte en un principio de una tira, ‘Animaniacs‘, de la que más tarde salieron para tener su propio espacio viendo el potencial que tenían entre la audiencia.

Guiños a la realidad en una serie infantil


El caso de Pinky y Cerebro es algo especial, y no es para menos sabiendo que los padres de esta ficción son Spielberg y la Warner. El personaje de Cerebro, por ejemplo estaba inspirado en Orson Welles, alguien totalmente desconocido para los niños, pero con quien se establecía una cierta relación más allá de la locución original del personaje. El Laboratorio ACME recibió la visita de algunas personalidades famosas en distintos episodios, como H.G. Wells, Sigmund Freud o Ivan Pavlov.

Había también un tercer personaje que siempre arruinaba los planes de conquista de Cerebro, Snowball. Un hamster que vivía también en el laboratorio que tuvo una feliz infancia con el personaje de Pinky. Sin embargo, un experimento posterior arruino dicha relación, convirtiendo la mente de Snowball en algo maligno arruinando los planes de Cerebro. Hasta en una parte de la serie se establece una relación entre este personaje y Bill Gates, ya que Snowball adquiere una empresa suya para llevar a cabo sus planes de conquista.

Sin embargo, la poca inteligencia de los seres humanos, las meteduras de pata de Pinky y la mala suerte que siempre les aparecía, hacían imposible una conquista final del planeta. Fue una buena serie infantil con mucho trasfondo real que merecía la pena ser analizado en más de un episodio.

Ficha Técnica: Pinky y Cerebro


recreo.jpg

  • Título Original: Pinky and The Brain
  • Género: Dibujos animados
  • Cadena: Kids WB (1995-2001)
  • Emitida en España: La 2, Cartoon Network, TVE
  • Disponibilidad DVD: Todas las temporadas

En ¡Vaya Tele! | ‘La Banda del Patio’, Nostalgia TV

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios