Sigue a

nostalgia_esmivida


Durante 19 episodios en ABC, en la temporada 1994/95, los pensamientos y las emociones de los adolescentes se vieron reflejados como nunca lo habían hecho hasta el momento en ‘Es mi vida‘, una serie salida de la mente de Winnie Holzman e impulsada por dos productores que tenían a sus espaldas un gran éxito como ‘Treintaytantos‘, Marshall Herskovitz y Edward Zwick. Herskovitz y Zwick tenían un contrato con ABC para desarrollar nuevos proyectos, y le propusieron a Holzman escribir sobre una adolescente y su modo de ver su vida, buscando siempre ser lo más realistas posibles. Así nació Angela Chase, una chica de 15 años que lleva una vida bastante normal, sin destacar en el instituto de un modo u otro y con dos amigos que al mismo tiempo son sus vecinos desde hace años. Sin embargo, Angela empieza a sentir la necesidad de cambiar, de rebelarse contra esa vida, y así comienza a hacer otros amigos en el instituto y a sentirse atraída por un chico muy guapo, pero distante, llamado Jordan Catalano.

Jordan Catalano. Cualquiera que viera ‘Es mi vida’ a mediados de los 90 no necesita nada más para saber todo lo que implica ese nombre. Tal vez sea la parte más recordada de una serie que era bastante más que el ‘cuelgue’ de Angela por él, y que lanzó a Jared Leto como ídolo de adolescentes al mismo nivel que Leonardo DiCaprio, al menos durante un tiempo. Leto, sin embargo, no fue el único que se hizo conocido gracias a la serie. Su protagonista absoluta, una niña de 14 años llamada Claire Danes, que hasta entonces no había hecho más que un capítulo de ‘Ley y orden‘, pasó a ser una actriz reconocida, ganadora de un Globo de Oro y nominada al Emmy por ‘Es mi vida’, y a partir de aquí tuvo una carrera que ha terminado llevándola a ‘Homeland‘, una de las series más seguidas de los últimos años.

La serie


A pesar del buen recuerdo que se guarda de ella, y de haberse convertido en una serie muy influyente, lo cierto es que ‘Es mi vida’ no tuvo una vida fácil. Desde que se rodó el piloto hasta que ABC encontró un hueco para emitirlo pasó algo más de un año, ya que no sabían cómo promocionarla. Sí, su centro era una adolescente que personificaba toda esa angustia existencial tan emo, que diríamos ahora, que se llevaba en los 90, pero sus padres eran personajes igualmente importantes, a los que también se trataba con el mayor realismo posible. No era una serie sólo para adolescentes, pero su situación mayoritariamente en un instituto llevó a que la cadena la publicitara hacia ese público. Se adelantó un par de años a los títulos que luego poblarían The WB y UPN, que aún no habían nacido en 1994, y que se dirigían hacia los jóvenes de un modo diferente de como se había hecho hasta ese momento.

‘Es mi vida’ descansaba alrededor de la familia Chase, formada por un matrimonio que tenía sus más y sus menos y en el que se exploraba la posibilidad de que, al final, terminaran separándose de un modo para nada melodramático. Angela era la hija mayor, y luego estaba Danielle, su hermana pequeña, que quería ser como Angela y atraer tanta atención como ella. Angela podía ser tan difícil como cualquier adolescente que busca su propia identidad, y siempre acababa desafiando a su madre al querer romper con las cosas que había hecho cuando era una niña, pero el retrato de Claire Danes era tan complejo y tan real, que ella nunca terminaba siendo la típica adolescente irritante. Para Angela, todos sus problemas eran un mundo, algo muy normal en esa época, y sentía que sólo sus amigos podían entenderla.

Sus amigos, por cierto, se adelantaron también un par de años al retrato de temas como las dudas en la orientación sexual o los problemas con el alcohol, asuntos que no solían verse reflejados habitualmente en las series con adolescentes. Rickie, por ejemplo, fue uno de los primeros personajes abiertamente homosexuales, o más o menos abiertamente, que se vieron en el prime time estadounidense en abierto, y los problemas de Rayanne con la bebida se trataron de un modo bastante más realista y mucho menos “esto es un capítulo muy especial con un mensaje importante”.

La polémica sobre el final


esmivida
‘Es mi vida’ consiguió el favor de los críticos prácticamente desde su estreno, en agosto de 1994, elogiando su búsqueda del mayor realismo emocional posible en el retrato de sus personajes, pero lo que no terminó de conseguir fue una audiencia lo suficientemente grande como para resistir la competencia con ‘Friends‘. Sus creadores siempre pensaron que era más una serie de las 10 de la noche, más orientada a un público adulto más amplio, pero terminó emitida en un horario dirigido más hacia adolescentes. La ABC siempre les reconoció que la serie les gustaba, pero que su promoción era difícil porque no se restringía a un único nicho de la audiencia, razón por la que, probablemente, no pudo pasar de sus primeros 19 capítulos.

Sin embargo, en su momento, también se dijo que Claire Danes (que recordemos que tenía 15 años) no estaba muy dispuesta a continuar en una hipotética segunda temporada, y casi se la culpó de la cancelación de ‘Es mi vida’. Algunos años más tarde, la propia Danes reconoció que era algo reticente a seguir con la serie por la enorme carga de trabajo que suponía, pero negó que su postura hubiera sido definitiva para forzar su final. Winnie Holzman ha declarado varias veces que las dudas de Danes fueron simplemente la excusa que convenció a ABC para no seguir con ‘Es mi vida’, pues aunque tenía buena acogida crítica, sus audiencias dejaban bastante qué desear. Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, que terminara tras sólo 19 episodios fue lo que terminó de elevarla al estatus de culto del que disfruta actualmente.

Serie de culto


El modo en el que Holzman presentó a Angela, y la manera en la que Danes la interpretó, sentaron un claro procedente en el tratamiento de los personajes adolescentes en los años posteriores. Sin ir más lejos, se pueden encontrar rastros de Angela en Lindsay Weir, la protagonista de ‘Freaks & Geeks‘, otro título de culto centrado en un instituto, y estrenado cinco años más tarde. La guionista Diablo Cody ha reconocido también que ‘Es mi vida’ ha sido una gran influencia en su trabajo, y lo mismo ha dicho en repetidas ocasiones Greg Berlanti. La serie tuvo la suerte, en ese sentido, de que MTV empezó a emitirla en sindicación en 1995, acercándola a un público algo mayor y reforzando más su estatus, y si no fuera por ella, tal vez no habríamos tenido después cosas como ‘Dawson crece‘.

esmivida_chase

‘Es mi vida’ lanzó las carreras de Danes y Leto, y su creadora estuvo nominada al Tony al mejor libreto en 2003 por ‘Wicked‘. Holzman intentó trasladar el tono de ‘Es mi vida’ a ABC Family hace un par de veranos con ‘Huge‘, una serie sobre un campamento de jóvenes obesos, pero tampoco logró pasar de la primera temporada, y su recepción fue bastante más discreta. ‘Es mi vida’ se vio en España dentro de la programación en abierto en las tardes de Canal+, donde cualquiera que la viera siendo adolescente pudo sentirse muy identificado con lo que le pasaba a Angela, Brian, Rayanne, Rickie y compañía. Es una de esas series que, si se ven con la edad adecuada, son capaces de crear una impresión muy profunda.

Ficha Técnica: Es mi vida

esmivida_dvd

  • Título Original: My so-called life
  • Género: Drama juvenil
  • Cadena: ABC (1994-1995)
  • Emitida en España: Canal+
  • Disponibilidad DVD: En Estados Unidos, serie completa

En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios