Síguenos

mas vale tarde

Hace unos años, una de las formas más sencillas de tener programas televisivos a un bajo coste y con altas dosis de entretenimiento, era apostando por magazines vespertinos que cubrían dos o tres horas de parrilla y ofrecían un contenido de lo más heterodoxo. En plató, con un presentador de solvencia, teníamos desde entrevistas a tertulias, pasando por concursos, piezas de reportaje, actuaciones musicales o sketches humorísticos. Había tantas secciones y con tanta variedad de temas, que no era difícil que cada espectador, siguiendo sus propios gustos, escogiera la parcela más apetecible, pero siempre acabara encontrando algo de su gusto en el programa de las tardes.

En la actualidad, la especialización televisiva, las ganas de epatar, de convertirse en programa de referencia… han complicado enormemente la vida a un tipo de programa en el que entonces cabía prácticamente todo y al que ahora, incluso resulta complicado nombrar de una manera estándard: programa de entretenimiento, magazine de tarde, contenedor… se ha transformado en uno de los géneros más difíciles. Ha de innovar, ser el más divertido, el que ofrezca un contenido más fresco u original… Para la hora de la siesta, en plena tarde o en el access, todas las cadenas buscan un programa así, algo que dé un plus a su identidad y genere un público fiel, seguidor diario del programa. Un espacio que puedan mostrar con orgullo por su apuesta juvenil, informativa y, siempre, muy entretenida. A lo largo del otoño, hemos visto el desembarco de muchos programas de este tipo, pero no a todos les está yendo tan bien como esperaban.

Un listón muy alto

Cuando las cadenas empezaron a producir “shows” televisivos con un contenido en el que cupiese prácticamente cualquier tema, el espectador reaccionó de manera positiva y, casi sin darse cuenta, las empresas de televisión colocaron un listón muy alto, tanto, que hoy por hoy, parece imposible para ellas mismas alcanzar las cotas de éxito de antaño. Todos recordamos ‘El informal’, un programa lleno de humor que parodiaba la actualidad en el access prime time de Telecinco. De la misma forma, la llegada de un espacio como ‘Se lo que hicisteis‘ revolucionó la manera de hacer frente a cierta actualidad y todavía hoy es un programa enormemente recordado. En su momento, ‘Tonterías las justas’ consiguió reconciliar a un público esquivo en las tardes, gracias al talante de los presentadores, a su humor sin pretensiones y saber sacar partido a las posibilidades de Internet.

En su día, fueron programas muy frescos, acogidos por una audiencia mayoritaria, pero su buen calado ha tenido un efecto “perjudicial” para muchos programas de nueva cuña, a los que se compara constantemente con aquellos referentes que tanto nos gustaban, tachándolos en innumerables casos de falta de originalidad o directamente de una copia mal ejecutada.

wyoming

En la actualidad, apenas unos pocos fuertes sobreviven a una batalla en la que el humor, la actualidad, el carisma de los presentadores, son sólo unos de los muchos ingredientes con los que ha de contar un programa de éxito. ‘El Hormiguero 3.0‘, a pesar de las críticas de muchos, consigue un buen nivel, debido a fantásticos invitados, a secciones de empaque y a tratar de aportar ideas nuevas constantemente. En una línea muy distinta pero también efectiva, ‘El intermedio’ de La Sexta ha conseguido traer un humor más político, en muchos aspectos, corrosivo, con un Wyoming que resulta un referente para muchos espectadores.

Lo intentan, pero de momento…

La llegada del otoño ha parecido dar un nuevo impulso a la gran mayoría de canales de nuestra tele genérica, haciéndoles volver los ojos hacia un género que, sobre todo, no es excesivamente caro de producir. Ahora que Telecinco y Antena 3, los dos “sheriffs”, han encontrado cartas ganadoras para sus tardes con la ficción nacional de época por un lado, y con el universo rosa, por otro; han girado sus ojos hacia sus canales “menores”, a los que han pensado vestir con prendas de magazine para llenar sus sobremesas, tardes y access. El resultado, eso sí, no es de momento el más feliz.

La Sexta ha estrenado durante el otoño ‘Más vale tarde’, un programa para la última hora de las tardes, que parece casar con la línea que plantean programas como ‘Al rojo vivo’. Con Mamén Mendizábal a la cabeza y unos 400.000 espectadores de media, puede no ser un “pelotazo” en cuanto a cifras se refiere pero podría estar estabilizándose y lograr un audiencia fija, no muy grande, pero permanente, gracias a unos contenidos políticos y de actualidad con un barniz si no desenfadado, al menos sí ameno y entretenido. Aún así, las cifras no son muy altas, así que el programa no puede confiarse ni un instante. Peor suerte ha corrido el “recambio” de ‘Se lo que hicisteis’. ‘Alguien tenía que decirlo’ se despidió de las sobremesas de La Sexta tras un par de semanas por unas cifras de audiencia muy bajas pero, sobre todo, en mi opinión, porque no se veían condiciones para mejorar, para asentarse y hacerse un hueco, por pequeño que fuera. Ahora la Sexta parece que va a darle una oportunidad en sus sobremesas a Florentino Fernández, con un nuevo programa que, suponemos, estará en la línea del ‘Otra movida’ de Neox.

alguien tenia

En Cuatro, las cosas no van mucho mejor. La buena noticia para ellos es el inesperado éxito de ‘Lo sabe, no lo sabe’, un concurso veraniego que ha gustado por ser fresco y dinámico. Pero en cuanto a otros programas… ‘Te vas a enterar‘ es un magazine también de actualidad política y social. Presentado por Jesús Gallego y Álvaro de la Lama, se ha posicionado como rival directo de ‘Más vale tarde’ pues ambos, en un principio, parecen destinados al mismo tipo de público. Su estreno, el pasado 26 de noviembre, le situó por delante de su competidor, pero hoy por hoy, el programa de La Sexta le ha pasado por delante en cuanto a números, siendo la opción elegida por la audiencia que gusta de ese tipo de contenidos. Por otro lado, uno de los grandes varapalos para Cuatro durante esta temporada ha venido de la mano de un programa que ni siquiera llegó a estrenarse. Como todos sabéis, eran muchas las expectativas surgidas en torno a ‘Guasap‘, el programa que Dani Martínez iba a presentar en el canal “filial”. Dos pilotos echados para atrás, muchos rumores, y, finalmente, un espacio que no verá nunca la luz. En esta línea, no está de más recordar otros intentos que Cuatro ha probado para sus access como ‘Las noticias de las dos‘ o ‘Frikiliks’, con infausta suerte para ambos.

Mientras tanto, TVE, en esa cruzada en solitario que nadie sabe muy bien cómo puede acabar pero que sigue firme y sin frenos, también ha sentido las ganas de reconvertir sus tardes con un magazine. Conducido por Anne Igartiburu, una presentadora que resulta cercana para un público muy determinado, ‘+Gente‘ no es capaz de revitalizar una franja con este programa que quiere abarcar tantos tipos de actualidad, abarcando, en realidad, una sola, que resulta poco dinámico e incluso aburrido en muchos momentos, con un tono y unas maneras que no es que sean incorrectas, pero que quedaron anticuadas hace muchos años.

En ¡Vaya Tele! | La Sexta cancela ‘Alguien tenía que decirlo’ debido a su mala audiencia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios