Síguenos

El intermedio

Con motivo de su emisión número 1.000 ‘El intermedio’ preparó ayer un programa especial dedicado a mirarse el ombligo, sin perder esa capacidad crítica, irónica y cómica que han definido al espacio desde su creación. Wyoming y compañía tienen motivos de sobra para estar contentos, ya que ‘El intermedio‘ se ha convertido en uno de los programas con mayor capacidad de dar alegrías a laSexta, sobre todo si tenemos en cuenta que es un formato diario y que actualmente pasa por una de las épocas más prósperas en cuanto a audiencias se refiere.

Ayer el programa 1.000 de ‘El intermedio’ batió récords de audiencia, superando los dos millones trescientos mil espectadores, alcanzando un 11,4% de share y situándose como uno de los diez espacios más vistos del día. Estas cifras corroboran el buen momento por el que pasa el programa pese a que a lo largo de su historia ha tenido que adaptarse a diversos cambios que no han afectado al respaldo que los espectadores le dan diariamente, situándolo como uno de los mejores programas en el acces prime time que ha pasado por nuestra televisión en los últimos años.

‘El intermedio’ sigue siendo ese espacio televisivo diseñado a medida para un presentador como Wyoming, con la mordacidad necesaria para hacer una crítica sobre la actualidad del día sin que el espectador pierda la sonrisa. Es posible que sus buenos datos de audiencia sean fruto de una actualidad convulsa que se sirve en bandeja para ser el punto de mira de los comentarios de Wyoming y que provoca que un buen número de espectadores acuda a ‘El intermedio’ como desahogo televisivo diario.

El programa no se ha visto perjudicado por los cambios y las nuevas incorporaciones que ha tenido en el pasado. Sandra Sabatés ha sido una digna sustituta de Beatriz Montañez, tras la marcha de la primera compañera de Wyoming el año pasado. La presentado ha encajado en el ritmo del programa y ofrece la misma entrega que su antecesora en el puesto. Ocurre lo mismo con Dani Mateo, aunque este no llegara para sutituir a nadie. Desde su incorporación la temporada pasada, Dani Mateo ha dado un toque de frescura al programa después de demostrar que su humor está a la altura de ‘El intermedio’.

En la etapa televisiva que nos encontramos, un programa como ‘El intermedio’ alcanza mayor valor, teniendo en cuenta la escasez de espacios de humor que existen actualmente en nuestra televisión. El programa de Wyoming ha sabido mantener su esencia con el paso de las temporadas mientras que se ha ido adaptando a los nuevos tiempos de la actualidad política, mediática y social de nuestro país. ‘El intermedio’ se ha convertido en ese programa que toda televisión necesita, un espacio capaz de azotar a poderosos y serenar la animadversión de la audiencia al mismo tiempo.

En ¡Vaya tele! | ‘El intermedio’, la última baza de laSexta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios