Sigue a

huluplus


Uno de los comentarios más habituales entre los aficionados a las series es quejarse, cuando llegan las fechas en las que se acumulan más estrenos, de que no tenemos tiempo para verlo todo. Entre títulos de networks y estrenos del cable, se pueden acumular treinta o cuarenta títulos para seguir al mismo tiempo (lo que resulta digamos que una tarea titánica si queremos tener una vida más allá de la televisión), títulos que podemos ver con sólo tener una conexión a Internet (ya sabéis que quiero decir). Si optamos por suscribirnos a los canales temáticos de series, pueden costarnos alrededor de 30 euros al mes. Pero, ¿y si viviéramos en Estados Unidos? ¿Cuánto nos costaría tener a nuestra disposición todos, o casi todos, los canales para poder mantenernos al día en cuanto a las series que se emiten allí?

Antes de lanzarnos, calculadora en mano, a comprobar si tendríamos que empeñar un riñón o no nos saldría tan caro como pensamos, tenemos que recordar qué tipos de canales hay en Estados Unidos. Están las cinco networks (ABC, CBS, NBC, FOX y The CW) que emiten en abierto y pueden verse sólo con tener un televisor y una antena de televisión; luego tenemos los canales de cable básico, para los que es necesario contratar un servicio de televisión por cable a alguno de los proveedores que lo ofrecen, y por último nos encontramos con los canales de cable premium, que podemos ver si tenemos contratado previamente dicho servicio de televisión por cable y, además, pagamos una suscripción aparte a cada uno de ellos para poder disfrutarlos. Ahora que ya hemos establecido este punto, vamos a ello.

Opción 1: En abierto


cbselementary
Lo más barato, por supuesto, es ver sólo las networks. Para ver la programación de CBS, FOX o hasta PBS (que es la cadena pública) no hace falta abonar ninguna cantidad de dinero adicional, pues basta con sintonizar la televisión en las cadenas locales que están afiliadas a cada una de ellas. Si nos perdemos algún capítulo de sus series, las cadenas suelen colgarlos en sus páginas web, habitualmente al día siguiente, y también suele ser habitual que estén disponibles unos cuantos episodios anteriores (cuántos depende de la serie y la cadena).

Siguiendo con la opción gratis, encontramos también Hulu, esa iniciativa de vídeo en streaming y bajo demanda lanzada entre NBC Universal, FOX y Disney (propietaria de ABC) que pone a disposición de los usuarios algunas series ya finalizadas y capítulos de series todavía en emisión gratis, pero su disponibilidad también depende de la cadena y la serie. A veces pueden verse los episodios al día siguiente, otras veces varios días después o cuando se acaba la temporada. Permite seguir bastantes series, pero para alcanzar el “nivel experto” hay que rascarse un poco el bolsillo.

Opción 2: Por Internet


Desde hace algunos años, han ido proliferando los servicios de VOD (vídeo bajo demanda) y lo que se conoce popularmente como “vídeoclubs por Internet”, webs que tienen vídeo en streaming y para cuyo visionado hay que pagar una cantidad de dinero que no suele ser demasiado elevada. Aquí encontramos servicios a la carta tipo iTunes y Amazon Instant Video, y servicios de suscripción como Netflix. Éste ofrece una suscripción de 7,99 $ al mes, que permirte acceder a su catálogo de películas y series. Los títulos que se encuentren en él dependen de los acuerdos que la compañía tenga con los estudios. Además, Hulu tiene un servicio premium llamado HuluPlus, que cuesta mensualmente lo mismo que Netflix y que tiene también su propio catálogo de series.

Opción 3: Cable


hbo
Entramos ahora en el cable, que tiene un funcionamiento similar al de Canal+ u Ono, por ejemplo, en España. Los espectadores que quieran ver televisión por cable se ponen en contacto con un proveedor y este les ofrece varios paquetes, que pueden incluir también Internet y teléfono. A efectos prácticos, vamos a utilizar las ofertas de uno de ellos, Comcast (actual propietario de NBC), para ver cuánto tendríamos que pagar si nos decantáramos por esta opción. El paquete más barato es el que incluye la oferta básica, lo que se conoce como los canales de cable básico, que viven también de la publicidad. En ese paquete tendríamos, entre otros, AMC, ABC Family, BBC America, Bravo, Cinenax, FX, Syfy, TBS, TNT, USA y History, entre otros, y la posibilidad de probar HBO gratis durante tres meses. Todo eso costaría unos 30 dólares mensuales.

Ahí se quedan fuera muchas de las cadenas que están produciendo las series más comentadas del momento, que son las del cable premium. Para tenerlas, hay que elegir un paquete más amplio, el de gama alta del proveedor, que por casi 85 dólares al mes incluye los canales de cable básico y HBO, Starz, IFC y Showtime. Resumiendo, ese precio nos permitiría tener a nuestra disposición se puede decir que todas las series en emisión en Estados Unidos, pues a través del cable también se ven las networks y PBS. Si luego decidimos pagar Netflix, por ejemplo, habría que sumarle casi 96 dólares al año.

Los precios de esos paquetes de cable sólo son para la televisión, no incluyen la conexión a Internet, y sólo como consideración final, el servicio HBOGo, que permite ver los contenidos del canal en tabletas, smartphones y portátiles, es gratis para suscriptores, pero no permite que haya abonados sólo a HBOGo, y no a HBO, algo que suscitó el año pasado una campaña de protesta a través de Internet. Parece que habría que desembolsar una buena cantida de dinero si quisiéramos tenerlo todo.

P.D.: Mención especial para @rumont, que propuso originalmente este tema.

Vía | ByTheWay
En ¡Vaya Tele! | Cómo funciona la televisión americana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios