Compartir
Publicidad
10 series para los 10 años de The CW
Internacional

10 series para los 10 años de The CW

Publicidad
Publicidad

The CW cumple diez años de vida este mes, una década en la que ha pasado de ser casi el hazmerreír de las cadenas en abierto estadounidenses, a una de las que tiene más claro su modelo de negocio. Orientada al público más joven, con una apuesta decidida por contenido nativo para internet a través de CW Seed, y habiendo encontrado un filón en las adaptaciones de superhéroes de DC, The CW se adentra en su segunda década de vida con la vista puesta en la consolidación de su lento ascenso.

La cadena empezó sus emisiones el 11 de septiembre de 2006, fruto de la fusión de dos canales juveniles que, hasta entonces, habían sido competidores, The WB y UPN. Su primera parrilla estaba formada, sobre todo, por series repescadas de aquellas cadenas, aunque probó tímidamente con algunas producciones propias con las que intentaría construir una identidad. Éstas son 10 series que ejemplifican las diferentes etapas de los 10 años de vida de The CW.

'Hidden Palms' (2007)

La mezcla de series que había en la parrilla de The CW en su primera temporada de vida era muy ecléctica. Se sumaban 'Las chicas Gilmore', 'Veronica Mars', 'Sobrenatural' o 'Todo el mundo odia a Chris' con rescates de The WB tan extraños como el de 'Siete en el paraíso' (que había sido cancelada esa primavera) o dos nuevas series que intentaban ir a por públicos diferentes.

La primera, 'Runaway', era un drama sobre una familia a la huida que duró dos episodios en antena, y la otra era un intento de que Kevin Williamson diera una vuelta de tuerca juvenil a 'Twin Peaks'. Aquella serie era 'Hidden Palms', estrenada al final de aquella midseason, y cuyo protagonista era un chico estudioso, con un trauma familiar a cuestas, que se mudaba a Palm Springs y conocía a varios ricos adolescentes que un misterioso secreto. Vamos, que se adelantó algunos años a 'Pretty little liars'. Sólo duró ocho episodios.

'Gossip Girl' (2007/12)

Gossipgirl

The CW empezó posicionándose en un un tramo de audiencia joven y femenina, y aunque en 2007/08 aún estaba por ahí 'Smallville', esa estrategia estaba más clara con el reality show 'America's next top model' (heredado de UPN) y con el estreno de 'Gossip Girl', la serie que hizo famosa a Blake Lively. Sus responsables eran Josh Schwartz y Stephanie Savage ('The O.C.') y adaptaba una serie de libros juveniles de Cecily von Ziegesar sobre un grupo de adolescentes adinerados del Upper East Side de Nueva York y la "chica cotilla" que contaba sus secretos en un blog anónimo.

'Gossip Girl' nunca fue un gran éxito de audiencia para The CW, pero paradójicamente, aguantó seis temporadas en antena porque se convirtió en una de las series favoritas de las revistas de tendencias. Los looks de Blair Waldorf y Serena van der Woodsen no tenían nada que envidiar a los de 'Mad Men' (salvando las distancias), y eso hizo que pasaran desapercibidas otras cosas que la cadena probó aquella temporada, como la estupenda comedia familiar 'Aliens in America', sobre un chico paquistaní de intercambio en una familia del Medio Oeste.

'90210' (2008/13)

90210

'Gossip Girl' convenció a The CW de que el camino para encontrar un nicho de audiencia estable era reforzar su parrilla con culebrones juveniles de chicos guapos, con dinero y que vivían en los sitios más idílicos posibles. Así que, en 2008/09, llegaba '90210', remake de la clásica 'Sensación de vivir', que era sólo una de las series de ese estilo en la cadena. 'One Tree Hill' aún seguía en antena y debutaba también 'Privileged' (con una de las "pequeñas mentirosas", Lucy Hale), que se escoraba un poco más hacia la comedia.

'90210' era una serie genérica y representaba lo que se ha entiende cuando se menciona el cliché de "serie de The CW". Intentaba ser más transgresora, más sexy y más "peligrosa" que la original, pero no sabía cómo hacerlo. La sombra de 'Gossip Girl' era alargada, pero aunque el remake de 'Sensación de vivir' sobrevivió cinco temporadas (y el canal hasta intentó uno de 'Melrose Place'), los culebrones juveniles no conseguían que The CW dejara de ser objeto de bromas de que debería estar en el cable básico, teniendo en cuenta los pocos espectadores que la veían.

'The vampire diaries' (2009/17)

La temporada 2009/10 empezó a marcar un cambio de rumbo en The CW. Ese otoño debutaba la que ha acabado siendo una de sus piedras de toque actuales, 'The vampire diaries', que finaliza este año en su octava temporada. Es otra adaptación de una serie de novelas juveniles que, además, quería subirse al carro de la moda vampírica lanzada por 'Crepúsculo' y 'True Blood' con una joven humana atrapada en un triángulo amoroso con dos vampiros.

El arranque de la serie no parecía que fuera a cambiar las malas sensaciones que daba inicialmente el proyecto, pero la serie, supervisada por Kevin Williamson y Julie Plec, empezó pronto a dar muestras de una velocidad en las tramas y una imprevisibilidad en los destinos de sus personajes que la hicieron destacar hasta en audiencia. En la demo entre 18 y 49 años, 'The vampire diaries' comenzaba a hacerse notar entre la competencia, sobre todo ante el declive de espectadores de las networks. De todos modos, hay que mencionar uno de los mayores fracasos de la historia de The CW, 'The beautiful life'. Era el regreso a televisión de Mischa Barton, con una serie sobre modelos producida por Ashton Kutcher. Duró dos capítulos.

'Nikita' (2010/13)

En 2010/11, The CW seguía apostando por las series de amoríos juveniles (con algún giro, como el de 'Hellcats' de ambientarlas en un equipo de animadoras)y por buscar al público femenino. De vez en cuando probaba con dramas familiares más del estilo de la vieja The WB, tipo 'Life unexpected', pero parecía tener claro cuál era su nicho. Hasta lanzó en aquella midseason un terrible reality que ayudaba a novias a perder peso para el día de su boda ('Shedding for the wedding').

Sin embargo, si la cadena quería sobrevivir, tenía que empezar a dirigirse también hacia los espectadores masculinos. Así que empezó a hacerlo con 'Nikita', remake de una serie de los 90 que, a su vez, adaptaba una película de Luc Besson. 'Nikita', sobre una ex asesina de una agencia secreta del gobierno y una de las nuevas reclutas de dicha agencia, era un título de acción a mayor gloria de su estrella, Maggie Q, un título muy influido también por 'Alias' y que demostró que The CW podía hacer más cosas que culebrones juveniles.

'Hart of Dixie' (2011/15)

Hartofdixie

La sombra de las series de The WB, de sus dramas con familias particulares, pueblos con encanto y personajes con personalidades muy definidas, ha perseguido siempre a The CW. La cadena ha intentado de vez en cuando recuperar aquel espíritu con títulos como 'Hart of Dixie', en la que una médico de Nueva York se muda a un pueblo de Alabama. Nunca hizo demasiado ruido, pero encajaba perfectamente en lo que era el molde The WB con sus vecinos peculiares y su tono amable, entre la comedia romántica y el drama.

'Hart of Dixie' era', además, de lo más estimable que The CW estrenó en la temporada 2011/12, marcada para ellos con un nombre: 'Ringer'. Aquel loquísimo intento de culebrón sofisticado de primetime, repescado desde CBS, en el que Sarah Michelle Gellar interpretaba a dos hermanas gemelas que se dedican a hacerse la vida imposible, es una de las series más trash de la televisión reciente. Su piloto es visionado imprescindible para darse cuenta de todo lo que puede salir mal en una serie.

'Arrow' (2012-)

Arrow

La percepción de The CW empezaría a cambiar con la llegada de 'Arrow', en la temporada 2012/13. Aquel intento por acercarse más al público masculino joven que había iniciado 'Nikita' cristalizaría en la primera de las adaptaciones de cómics de DC que la cadena no había heredado de The WB (como 'Smallville'), sino que desarrollaba por sí misma y que, además, apostaba por un tono que la hacía destacar por encima del resto de la parrilla de The CW, pues su clara influencia era la saga de Batman de Christopher Nolan. 'Arrow' puso a The CW en el camino en el que se encuentra ahora.

Pero aquella temporada mostró también que la cadena quiere seguir dirigiéndose a su público de siempre, esta vez con series que aporten algo distinto. El intento de la midseason de 2012/13 fue 'The Carrie Diaries', precuela de 'Sexo en Nueva York' que apostaba por ser una serie de adolescentes de las de siempre, con una protagonista central que funcionaba mucho mejor de lo que nadie habría imaginado. Apenas duró dos temporadas, pero la apuesta dual de The CW (por acción superheroica, con toques personales, y por dramas ligeros de relaciones personales) ya estaba en marcha.

'Los 100' (2014-)

The100

Además de los superhéroes y las series de relaciones personales, The CW ha ido apostando por otra pata de su programación que, en su caso, quería aprovechar el éxito de 'Los juegos del hambre': la ciencia ficción juvenil. En 2013/14, aquella apuesta tuvo tres estrenos; 'Star-crossed' (una versión con alienígenas de 'Romeo y Julieta'), 'The Tomorrow People' (sobre jóvenes con habilidades especiales) y 'Los 100' (sobre los intentos por sobrevivir en una Tierra postapocalíptica). La última de ellas es la única que ha aguantado en antena, convertida en una más que digna, y atrevida, serie de ciencia ficción.

La evolución que ha tenido 'Los 100', de título demasiado marcado por su componente adolescente a algo más serio, destaca sobre las tendencias que empezaban a verse en el otoño de 2013. The CW apostaba por extender y aprovechar las propiedades que le funcionaban bien (con spin-off como 'The Originals'), y lo alternaba con proyectos con premisas bastante particulares, como 'Reign', drama-culebrón histórico sobre la juventud de María Estuardo, futura reina de los escoceses.

'Jane the virgin' (2014-)

Es cierto que la temporada 2014/15 fue la del estreno de 'The Flash', que es el mayor éxito de público que the CW ha tenido en su corta existencia, pero también fue el año en el que logró que los críticos la tomaran en serio, y hasta logró ganar un premio importante (un Globo de Oro), gracias a una comedia con toques dramáticos que parodiaba los culebrones y que se llama 'Jane the virgin'. Producida por el mismo equipo detrás de 'Ugly Betty', adapta una telenovela venezolana sobre una adolescente, virgen, que se queda embarazada por un error médico.

El sentido del humor con el que se toma las convenciones del género, la relación entre Jane, su madre y su abuela y sus inseguridades sentimentales, más la manera en la que muestra las dificultades de ser una madre primeriza, han conseguido convencer a la crítica y han hecho que no pocos de ellos vean ahora a The CW de otra manera, menos como el objetivo de todos los chistes posibles, y más como un canal que, al menos, ha logrado consolidar una estrategia de programación que le funciona.

'Legends of tomorrow' (2016-)

Esa estrategia implica convertirse en la cadena de los superhéroes, un hecho que confirmó la temporada pasada con el estreno del spin-off de 'Arrow' y 'The Flash', 'Legends of tomorrow'. Era su tercera serie de este tipo (una que incluye la tendencia de esta temporada en las series en abierto estadounidenses, los viajes en el tiempo), la tercera también producida por Greg Berlanti, y la confirmación de que el plan televisivo de Warner/DC está funcionando mejor, por ahora, en televisión que en sus primeros pasos en el cine.

Las adaptaciones comiqueras incluyen también 'iZombie' y siguen dejando espacio para comedias con toques particulares, como 'Crazy ex-girlfriend'. Esa dualidad se nota en la programaciñon de The CW para 2016/17, la temporada de su décimo aniversario, en la que ha incluido otro superhéroe (superheroína, 'Supergirl') y otra comedia ligeramente excéntrica ('No tomorrow'), más una nueva vuelta de tuerca a las series juveniles con 'Riverdale', otra adaptación de cómic.

The CW ha encontrado finalmente su hueco en el panorama televisivo de Estados Unidos, un hueco en el que ha logrado que los críticos empezaran, de paso, a prestarle atención y a dejar de pronosticar su cierre. En un artículo de Vulture sobre la situación actual del canal, se resumía perfectamente su camino vital desde el 11 de septiembre de 2006: "no era difícil encontrar a gente de la industria lista para predecir su muerte, especialmente en cuanto las audiencias empezaron a hundirse. Pero algo curioso pasó mientras la cadena iba a su funeral; The CW empezó a hacer series que le importaban a la gente". Y las audiencias numéricas ya no eran lo principal para determinar qué funciona y qué no.

En ¡Vaya Tele! | Upfronts 2016: The CW es la cadena de los superhéroes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos