Sigue a

Sin tetas no hay paraíso


Ha habido que esperar hasta enero para encontrar el primer éxito rotundo de audiencia entre las nuevas series de esta temporada. Sin tetas no hay paraíso se ha asentado en la noche de los miércoles y es líder del prime time semana tras semana, con un share medio del 22,2%. La serie confirmó ayer su trayectoria ascendente al conseguir una cuota de pantalla del 23,5% y superar por segunda vez la barrera de los cuatro millones de espectadores (4.226.000).

La jugada le ha salido redonda a Telecinco, que supo proteger este estreno trasladándolo a los miércoles. Pero también hay que concederle a la serie el mérito de haber conseguido fidelizar a sus espectadores y demostrar que una telenovela puede funcionar en formato semanal de setenta minutos. A su favor ha jugado también, es justo decirlo, una competencia muy débil en el resto de cadenas y las sucesivas polémicas que se han generado a su alrededor.

Hay que recordar que ninguna de las ficciones nacionales estrenadas hasta el momento había tenido una acogida espectacular por parte del público. La mejor situada y la única que consiguió pasar del 20% de share fue Hermanos y Detectives. Otras como La familia Mata, Herederos, El síndrome de Ulises o Desaparecida se han mantenido siempre entre el 15% y el 17% de share o menos, confirmando de esta forma que, por un lado, las audiencias están cada vez más fragmentadas y, por otro, que la tendencia de esta temporada es que el público se incline masivamente por los productos ya asentados como Aída, Hospital Central o Los hombres de Paco.

En ¡Vaya Tele! | Sin tetas no hay paraíso, una serie que no convence

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios