¿Qué pinta Vanesa Romero en Aqui no hay quien viva?

Sigue a Vayatele

Vanesa Romero

Vanesa Romero (¿o es Vanessa? Google da un empate técnico entre ambos nombres…) es una de las “intérpretes” de Aquí no hay quien viva, “dando vida” a Ana, la pareja lesbiana de la veterinaria Bea. Y os que sigan habitualmente esta serie sabrán por qué entrecomillo “intérpretes” o dando vida> lo que hace esta chica en esta serie no se puede llamar interpretar, y desde luego no “da vida” a ningún personaje, sino que simplemente deambula por las escenas con gestos forzados, con frases mal entonadas y, en general, con una falta de naturalidad que asusta.

No cabe duda de que Vanesa Romero es una chica espectacular en lo físico: alta, rubia, ojos claros… ideal para posar en revistas “para chicos” o para hacer de busto parlante que introduce videos musicales o refritos de la programación. Pero, ¿actuar en una serie? ¿estamos locos?. Su personaje apareció como secundario y, sorprendentemente, se quedó durante más tiempo pasando a ser una más del vecindario.

¿Sorprendentemente? Bueno, dicen las malas lenguas (y las buenas también, es vox populi) que vive un romance con el guionista de la serie y sobrino del productor. Vaya por dios, qué casualidad.

No digo que sea una mala profesional, ni que sea una mala persona. Simplemente digo que es una espantosa actriz. Que después de tantos episodios, su incapacidad para actuar sigue intacta. Y que no es muy razonable pensar que esté ahí por sus méritos artísticos. Si esa relación personal es la que hace que esté ahí o no, no hay forma de saberlo. Quizás la productora quiera promocionarla para futuros trabajos. Quizás piensen que hace falta una tía “espectacular” en el reparto para traer audiencia. Sea por ostes o por mostes, el hecho es que ahí sigue.

Eso sí, su presencia en nuestras pantallas sirve para dignificar el oficio de actriz: queda patente al verla que no cualquiera sirve para eso. Así que uno termina apreciando a muchas otras actrices (de las de verdad, digo) que, aunque no sean santo de su devoción, al menos consiguen que sus papeles resulten medianamente naturales.

¿Y qué pensaran sus compañeros de reparto? Porque, por muy buen compañero que se sea, a nadie se le escapa que sus cualidades artísticas están muy por debajo del resto. Tiene que ser un “trago” compartir escenas con ella… y a la hora de cobrar… no cobrarán igual, ¿no?

PD.- Igual parece que me cebo mucho con la chica. Obviamente, no tengo ningún motivo personal para ello. Simplemente es mi opinión de telespectador a quien esta serie le gustaba mucho, y a quien ahora (entre otras cosas, por esto) le gusta bastante menos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios