Síguenos

fenomenos-spoiler

Ayer martes se estrenó por fin ‘Fenómenos‘, la nueva comedia de Antena 3 centrada en una emisora de radio y, más concretamente, en un programa que aborda el universo de los sucesos paranormales. Y parece que la cadena del Grupo Planeta puede sentirse satisfecha con el primer capítulo, pues más de cuatro millones de espectadores siguieron las peripecias de Kira Miró y compañía, dándole el triunfo de la noche a Antena 3 y demostrando que el público quiere seguir riendo.

‘Fenómenos’ es una creación de Nacho G. Velilla, partícipe de la puesta en marcha de ‘Aída‘ y, en su momento, de ’7 vidas’ y se nota. El equipo de guion de estas series tiene una colección de recursos humorísticos que son seña de identidad y marca de empresa. El tono humorístico nos puede recordar en muchos momentos a estas ficciones con, por ejemplo, una estructura del chiste que hace referencia a la actualidad más inmediata: comentario sobre la situación de los personajes + esto es como cuando (famoso de turno) hizo tal cosa. La larga sucesión de nombres populares es digna de mención, desde Cospedal a Merkel pasando por Jorge Javier Vázquez, Obama, Belén Esteban o Punset. Algunos entraban con más naturalidad que otros.

Y también muy empleado en estas ficciones de tanto éxito (y en otras muchas, desde luego), el recurso de flashback para poner en solfa lo que están comentando los personajes o ilustrar mejor una afirmación. Vimos a Kira Miró en su paso por Miss España, el despido de Adolfo o la “abducción” de Martín. Los personajes, además, cercanos al esperpento en muchos de los casos, siguen la línea de una interpretación histriónica que muchas veces pone el humor en sus reacciones y gestualidad, casi tanto como en sus líneas de texto.

fenomenos

En el mundo del humor para televisión existen una serie de gags que son empleados constantemente con mejor o peor resultado. ‘Fenómenos’ echó mano de algunos de ellos: el equívoco que se crea con la identificación de roles cuando Personaje 1 dice “¿tú no serás…?” y Personaje 2 corta la frase para afirmar que sí, que efectivamente lo es (sin saber a qué se está refiriendo). O ese personaje que parece que se está declarando pero está ensayando en el espejo. O el mensaje no deseado que, por equivocación, se deja en un buzón de voz. Usar estos recursos no quiere decir copiar lo que antes ya se ha hecho, son herramientas, y el acierto en emplearlas no viene tanto en su planteamiento como en la ejecución que se logre.


Un piloto con muchas ganas de darlo todo

Hay que reconocerle a ‘Fenómenos’ que en su capítulo piloto ha tratado de poner toda la carne en el asador para agradar al público. La cosa comienza con una secuencia de misterio en una casa abandonada. Con planos de autor, fundidos a negro, un montaje que crea atmósfera… contrastaba con el ambiente de oficina más propio de este tipo de sitcoms. Julián López por los aires, el uso de una grúa, la aparición de un helicóptero y las prohibitivas (para la ficción española) secuencias en exterior noche fueron otras guindas de esta tarta.

Hubo una parodia a ‘Buried’ que, curiosamente o no, ha calado muy hondo en nuestra ficción para la pequeña pantalla, seguramente, por su poder visual. Ya en ‘Águila Roja’ o en ‘Museo Coconut’ vivimos otras referencias a esta película, con diferente desarrollo, claro.

fenomenos

Uno de los objetivos de un piloto es presentar a todos los personajes y mostrar su potencial cómico. Tuvimos muchas secuencias corales en las que cada uno de los personajes tenía su frase con el chiste de rigor que trataba de mostrar su personalidad y sus intenciones. Algunas veces es difícil que esto no resulte un tanto atropellado. Aún así, se notaba que las secuencias tenían una coreografía de movimientos estudiada, para que las apariciones de los personajes resultaran bien integradas.

Por último, la premisa de la serie parece dar pie a todo tipo de situaciones descabelladas sin necesidad de una justificación excesiva. Como en todo, la puesta en marcha de las mismas es lo que va a lograr o no el triunfo de la comicidad. Que una jefa sea confundida con una stripper, que un supuesto abducido organice una cena romántica con su ex, que un reportero sea enterrado vivo para celebrar el programa 300 son situaciones que, en frío, parecen muy divertidas y con muchas posibilidades. Otra cosa es cómo se lleven a cabo.

En ¡Vaya Tele! | ‘Fenómenos’: lo que necesitas saber

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios