Cinco personajes imprescindibles de 'La que se avecina'

Sigue a Vayatele

La que se avecina

Muchos espectadores acudirán mañana por la noche a la cita que llevan esperando desde hace meses. La sexta temporada de ‘La que se avecina’ se estrena en Telecinco, después de toda la curiosidad que la comedia ha despertado tras conocer sus fichajes, sus adelantos y sus promos sobre la nueva temporada. Poco tendrán que ver los nuevos capítulos con los primeros episodios con los que la ficción llegaba a Telecinco hace unos años, convertida en una simple ‘Aquí no hay quien viva’ maquillada que causaría mucha decepción entre quienes se acercaron a ella con expectación.

Pero afortunadamente las series de televisión se enfrentan a la evolución con el paso del tiempo, una evolución que, en el caso de ‘La que se avecina‘, ha conseguido que se distanciara de su predecesora y consiguiera distinguirse como una ficción propia. Esto ha sido posible, en gran medida, gracias al trabajo de algunos de sus actores, cuyos personajes han sido perfilados sobre el papel hasta crear auténticos esperpentos que han conseguido conguistar al público. A continuación haremos un repaso por cinco de esos personajes sin los que ‘La que se avecina’ no sería la misma.

Amador Rivas, el vividor follador

Amador Rivas

Pero no toques, ¿por qué tocas?

La actual ‘La que se avecina’ tiene un rey, un personaje subido a los altares por el que todos los espectadores sienten devoción, pese a que se trata de un fracasado sin éxito en la vida. Amador Rivas ha evolucionado hasta convertirse en ese vividor follador que tanto presume de ser, un personaje que no es capaz de conseguir los insignificantes objetivos que se plantea en la vida, y que encuentra en su entorno más cercano el principal causante de su frustración. Pablo Chiapella interpreta al personaje de Amador desde los primeros capítulos de ‘La que se avecina’, uno de los vecinos más queridos por la audiencia de todo Mirador de Montepinar.

Amador ha conseguido conquistar a los espectadores con sus incansables ganas de echar un pinchito y su peculiar habilidad para cambiar las letras de las canciones dejando constancia de su obsesión por el sexo. A su personaje le ha sentado muy bien su divorcio con Maite, la cuqui, dejando en evidencia una vez más que los personajes se adaptan mejor al mundo de la comedia cuanto más fracaso acumulan y protagonizando algunos de los momentos más divertidos que ha dejado ‘La que se avecina’ por su paso en la televisión.

Antonio Recio, el pescadero autoritario

Antonio Recio

¡Vas a morir entre terribles sufrimientos!

A estas alturas todos los espectadores deben conocer que Antonio Recio es mayorista (pero que no limpia pescado) y que su presencia en Mirador de Montepinar trae de cabeza a todos los vecinos de la comunidad, en especial a Enrique Pastor. Antonio Recio se ha convertido en el personaje más bruto y pervertido de todo el elenco de ‘La que se avecina’ y esas despreciables facetas no parecen importar demasiado a la audiencia, que le ha cogido un cariño especial al pescadero mayorista más famoso de la televisión.

Convertido en una evolución más esperpéntica del personaje de Mauricio Colmenero en ‘Aída’, Antonio Recio es otro buen ejemplo de la simpatía que sienten los espectadores por quienes representan en la ficción todo lo contrario a lo políticamente correcto. No importa su animadversión hacia los inmigrantes o la depravación que profesa hacia la parte femenina del edificio, el personaje interpretado por Jordi Sánchez se ha ganado al público con una personalidad extravagante que invita a pasar un buen rato con su presencia.

Judith Becker, la psicóloga neurótica

Judith Becker

No, gracias no. Son 60 euros.

Pocos personajes pueden presumir de llegar tarde a una serie y hacerse un hueco imprescindible en ella. Judith Becker, la psicóloga de Mirador de Montepinar, ha conseguido este reto después de su mudanza a uno de los áticos del edificio a principios de la tercera temporada. El personaje de Judith juega un papel clave entre el grupo de amigas del edificio, aunque su presencia también ha conseguido enloquecer la vida de Enrique Pastor, personaje con el que tiene un acercamiento amoroso pese a la tan comentada diferencia de edad que hay entre ambos.

Pese a ser psicóloga la personalidad de Judith no ha dejado de sufrir altibajos constantemente desde que apareciera por primera vez en la comedia, algo que la lleva a ser una de las más neuróticas del amplio elenco de personajes de ‘La que se avecina’. Cristina Castaño, la actriz que lo interpreta, llegó a la serie con la responsabilidad de hacerse un hueco entre un reparto que comenzaba a consolidarse con el transcurso de las temporadas. No solo lo consiguió, sino que su personaje se convirtió en uno de los mejores que pasarían por la ficción hasta la fecha.

Maite Figueroa, cuqui y pesada

Maite Figueroa

Me caigo muerta.

‘La que se avecina’ necesitó alejarse desde un principio de las comparaciones con ‘Aquí no hay quien viva’ y para ello muchos de sus actores cambiaron de registro con la nueva serie. No todos encajaron, de hecho muy pocos de los que brillaron con luz propia en la serie de Antena 3 llegaron a brillar en la comedia de Telecinco. Pero Eva Isanta ha conseguido, gracias a su interpretación de Maite Figueroa, dejar atrás el papel que tuvo como protagonista de ‘Aquí no hay quien viva’. Nada tiene que ver la cuqui con su personaje de Bea, una mujer que nos ha conquistado gracias a sus constantes crisis de identidad.

Maite, la cuqui, es una mujer desesperada que, como Amador, ha despegado como personaje tras su divorcio. En las últimas temporadas hemos encontrado a un personaje solitario, completamente desesperado por rehacer su vida y que lleva de la peor manera posible su soledad. Eso hace que encuentre el apoyo en sus amigas, convirtiéndose en una pesada compañera a la que soportar en los momentos más inoportunos, una auténtica tortura para ellas y un dulce divertimento para los espectadores.

Estela Reynolds, la actriz venida a menos

Estela Reynolds

Qué ataque más gratuito.

Y aquí llega la polémica. ¿Es Estela Reynolds un personaje imprescindible de ‘La que se avecina’? Su aparición en la tercera temporada de la serie supuso un revulsivo que consiguió que la ficción tuviera un segundo despertar cuando más falta le hacía. Antonia San Juan consiguió que muchos espectadores quedaran maravillados con ‘La que se avecina’ y empezaran a tratarla como la placentera comedia en la que se estaba convirtiendo. Pero los capítulos pasaban y donde algunos veían a un personaje singular otros lo recibían como un peso cargante que producía rechazo.

Yo me inclino entre quienes desean la vuelta de Estela Reynolds y la echaron de menos en su quinta temporada (una de las razones por las que para mí la quinta temporada flojeó con respecto a las dos anteriores). Estela Reynolds aparecía en ‘La que se avecina’ como una actriz venida a menos, prepotente y descarada, que convertiría en una pesadilla la vida de su familia (sobre todo la de su yerno y consuegra). Tras su marcha nos dejaría en el recuerdo algunas de sus geniales frases (aún me río cada vez que la veo cantando “la mar está fresquibiris”) y su regreso es uno de los platos fuertes con los que cuenta la sexta temporada de ‘La que se avecina’.

En ¡Vaya tele! | ‘La que se avecina’ tendrá séptima temporada y ya se trabaja en un spin-off

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios