Sigue a Vayatele

warehouse13_s4


Warehouse 13‘ nunca ha destacado por tener su fuerte en las tramas dramáticas. Sus tres primeras temporadas han funcionado bien dentro de un punto de vista más ligero y humorístico, dejando que la química y la buena dinámica entre su cuarteto protagonista (Artie, Claudia, Myka y Pete) actúe como principal enganche entre el público, pero conforme la serie se adentra en la cuarta entrega, parece que sus responsables han decidido adentrarse un poco más por ese lado oscuro del Almacén que han insinuado más de una vez, sin llegar a explorarlo del todo. Lo hicieron un poco en la recta final de la tercera temporada, al averiguar que la madre de Pete es una de las Regentes y al dejar que Sykes, el villano de la entrega, no sólo asesinara a Steve Jinks sino que conseguía destruir el almacén hasta sus cimientos.

Ya amagaron con empezar así de drásticos la segunda temporada, cuando parecía que Artie había muerto, pero enseguida encuentran la manera de hacer que todo vuelva a la normalidad. Aunque, en este caso, le han dado un giro que puede darle un toque interesante a la serie al tocar un poco el lado oscuro de Artie y Claudia, o más bien, cómo sus buenas intenciones pueden tener consecuencias mucho menos nobles. Porque estos primeros episodios están tratando sobre el dilema de si Artire y Claudia tenían derecho de “rebobinar” el tiempo y deshacer la destrucción del almacén, por un lado, y la muerte de Jinks, por el otro. Aunque, en este caso, en realidad Jinks resucita sin que sepa muy bien si está vivo o sigue estando muerto pero en vida, una trama muy de ‘Torchwood‘.

El protagonismo de Artie


warehouse13_peteymyka
Una cosa curiosa que se acentúa aún más en el inicio de la cuarta temporada es la sensación de que el verdadero protagonista de la serie es Artie, y que Pete y Myka son unos secundarios de lujo. El que termina salvando el almacén, aunque con unos imprevisibles y parece que malvados daños colaterales, es él, y él tendrá que enfrentarse a ese gran mal del que le avisa un Brent Spinner que, como curiosidad, trabajó con Saul Rubinek en varios episodios de ‘Star Trek. La nueva generación‘. Los mayores dilemas personales recaen en Artie, y no es extraño que sea Claudia la otra persona que toma una decisión cuestionable que puede poner en peligro el Almacén, porque la relación entre ellos siempre ha sido una parte importante del desarrollo como personaje de Artie.

Esa advertencia de que debe “rehacer” lo que ha “deshecho”, es decir, que no puede borrar de la línea temporal la destrucción del Almacén, parece ser también un curioso metacomentario sobre la facilidad de las series como ‘Warehouse 13’ para resetearse de una temporada a otra y hacer como que los dramáticos eventos que cerraban la anterior entrega nunca hubieron ocurrido. Los guionistas parecen dispuestos a, al menos, jugar un poco con las consecuencias que ese reseteo, a priori anti-natural, puede tener sobre sus personajes, y a explorar también algo más esa vieja advertencia de que el uso de un artefacto siempre tiene consecuencias más allá del poder que tenga. Veremos hasta dónde se atreven a llegar con esto, si Lattimer y Bering descubren lo que pasa con Artie y cómo logran que evite sufrir las consecuencias de su vuelta atrás en el tiempo sin que el Almacén tenga que ser destruido.

En ¡Vaya Tele! | La tercera temporada de ‘Warehouse 13’ llega a Syfy España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios