Sigue a

thefirms01post.jpg

El mundo de los dramas “legales”, qué cosas nos traen. Uno de los estrenos de esta midseason de los que más ganas tenía de ver era ‘The Firm‘, un drama legal secuela de la película del mismo título y que en España se tradujo como ‘La tapadera’ (traducción que respetarán con la serie). La serie es una coproducción entre Canadá y USA capitaneada por Sony y Paramount bajo la atenta mirada de John Grisham, el autor del libro en el que está basada la película, quien ejerce de productor ejecutivo.

En ‘La tapadera’, película dirigida por Sydney Pollack y protagonizada por Tom Cruise, veíamos la historia de Mitch McDeere un abogado brillante que ve que su bufete está involucrado en asuntos turbios e ilegales y decide ayudar al FBI a llevar a la cárcel a sus jefes, amén de barrer con Morolto, el capo de la mafia de Memphis. La serie nos sitúa diez años después de la película, con los McDeere en su nueva vida en Washington tras salir del programa de protección de testigos.

En el doble piloto de la serie se nos presenta el tablero y las piezas con las que irá jugando la trama de ‘The Firm‘. Mitchell (Josh Lukas) ha abierto un pequeño bufete y es advertido por el FBI que el hijo del mafioso que encerró en la cárcel ha asumido el cargo y podría buscar venganza. Por otro lado nos encontramos con un superbufete que, por razones ocultas, intenta fichar a Mitch para que les lleve el área criminal. Durante el piloto veremos cómo Mitch acepta (aunque con ciertas exigencias) y por dónde pueden ir los tiros en este bufete.

‘The Firm’ promete y falla a la vez

the-firm-1x04.jpg

La verdad es que al ponerme el piloto de ‘The Firm’ no sabía exactamente qué esperar ya que el argumento hacía presagiar un drama seriado en el que durante los veintidós episodios de la serie veríamos este juego entre el abogado, el bufete y la mafia. Tras una primera escena en ese tono (Mitch huyendo por su vida) retrocedemos seis semanas hacia el pasado para empezar a ver cómo se va a llegar hasta allí (un recurso que recuerda a ‘Damages’, por poner un ejemplo reciente) y es entonces donde encontramos que ‘The Firm’ es un procedimental legal.

Teniendo en cuenta que estamos hablando de NBC (una network) estaba claro que, tal y cómo le estaban yendo las cosas, no iban a poder arriesgar con algo que no tuviera episodios autoconclusivos. Lo cual no es malo per se sin embargo creo que no aprovecha lo suficiente un argumento tan potente. Ya que lo que podría ser una trama enrevesada con Tricia Helfer (la jefa del bufete) maquinando para no ser descubierta pasa a ser una “mirada aviesa” de cuando en cuando.

Lo que ya termina de rematar la serie en ese sentido es el intento de hacer una serie familiar. Creo no ser el único que se quedó ojiplático cuando, en mitad del tercer episodio, metieron con calzador una trama secundaria protagonizada por la pequeña Claire (Natasha Calis) y una compañera que copia en un examen. La verdad es que mal vamos si necesitan recurrir a estas escenas para rellenar los cuarenta minutos del episodio.

La verdad es que creo sinceramente que a ‘The Firm’ le hace falta un poco de chapa y pintura, pero por lo general no está mal. Se nota mucho que no tenían muy claro si hacer algo autoconclusivo o algo más seriado y, aunque han decidido lo primero, se han quedado sin rematarlo muy bien. Error que en otras series (mismamente ‘Fringe’ o ‘The Good Wife’) se suele subsanar con el paso de los episodios. La serie, por lo demás promete, pero le falta mucho recorrido por lo que yo voy a ser paciente y le daré unos pocos episodios más de margen a ver si esto despega o se queda en un quiso y no pudo.

PD. En España AXN preestrenará la serie el 19 de febrero

En ¡Vaya Tele! | Cinco estrenos que espero con ganas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios