Sigue a Vayatele

The Big Bang Theory

Sheldon y compañía han despedido una temporada más de su serie, y por mí como si no vuelven (lástima de renovaciones tempranas). El pasado jueves CBS emitió el final de la quinta temporada de ‘The Big Bang Theory’, una serie que goza de una gran salud en cuanto a audiencias (y fandom) y cuenta las historias del grupo de frikis favoritos de la televisión (Sheldon, Howard, Raj y Leonard) y, desde hace un par de años, sus parejas (Penny, Amy y Bernardette).

¿Y que nos encontramos esta temporada? Pues más o menos lo de siempre, algunas cuantas locuras de Sheldon, alguna referencia friki para contentar a su público, algún lío de faldas y, sobre todo, el avance de la relación entre Howard y Bernardette. Relación que ha sido el centro de gran parte de las tramas de esta temporada.

La ¿comedia? romántica anteriormente conocida como ‘The Big Bang Theory’

Howard y bernardette

Cuando ‘The Big Bang Theory’ comenzó a dar un giro hacia la comedia de parejitas “frikis” me mostré receloso, de hecho lo comenté hace un año. Por un lado entiendo que no quieran estancar a los personajes y lo que quieran es que vayan evolucionando a través de relaciones románticas, algo que me parece completamente válido. Sin embargo me parece que lo peor de la quinta temporada de la serie sigue siendo precisamente eso: las escenas de parejitas.

Siempre hay excepciones en forma de escenas sueltas, normalmente envolviendo a Sheldon y Amy. Pero sinceramente si me quiero divertir viendo una comedia romántica me pongo otra cosa (mismamente me parece mucho mejor ‘Reglas de Compromiso’). Ya en la cuarta temporada vimos que era precisamente su aspecto más flojo y uno podría pensar que para la quinta habrían corregido lo que no funcionaba.

Pero claro, las audiencias eran astronómicas (lo siguen siendo) y mejor no tocar nada cuando las cosas funcionan. Así que nos encontramos con que ‘The Big Bang Theory’ se ha convertido en la comedia mala de parejas, de esas que solemos apagar la tele en cuanto la vemos. Y la verdad es que es una pena, porque creo que tanto las escenas “todo chicos” como las escenas “todo chicas” funcionan bastante decentemente, pero es juntarlos y producirse un desastre.

No solo el romanticismo no funciona

La verdad es que sería injusto juzgar la quinta temporada de ‘The Big Bang Theory‘ sólo por el “aspecto romántico” (del que soy un declarado retractor). Cuando no nos encontramos con las típicas escenas de parejitas la serie es algo más soportable, pero no demasiado. Los sketches cómicos y las interacciones entre los protagonistas han perdido gran parte de su gracia. Y esta temporada ha habido gags que daban auténtica vergüenza ajena con un humor más propio de patio de colegio (por ejemplo en la escena en la que juegan a Colonos de Catán y Sheldon necesita madera).

The Big Bang Theory Estrella y media

Pero como es ‘The Big Bang Theory’ se le puede perdonar ¿no? Pues no, hasta aquí he llegado con la serie. Y es una lástima, porque parecía que comenzaba bien. Haciendo balance global, el número de episodios en los que me aburrí soberanamente superan ampliamente los que me hizo algo de gracia. Y que una sitcom de corte tan clásico como esta llegue a aburrir considero que es por pura dejadez de los guionistas, por mucho que los actores pongan de su parte. ‘The Big Bang Theory’ tiene garantizadas al menos dos temporadas más y mucho tienen que cambiar las cosas para que yo la siga viendo.

En ¡Vaya Tele! | ‘The Big Bang Theory’: ¿mejor o peor con el grupo de chicas?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios