Sigue a Vayatele

Sinbad

Las nuevas tendencias televisivas en la ficción me encantan. Algún día deberíamos hablar de los ciclos con los que nos encontramos y como en estos tiempos son los cuentos y la fantasía lo que parece reinar. En este sentido nos estamos encontramos series de todos los tipos y nacionalidad que intentan hacer la próxima “gran serie de género”. Una de las últimas en estrenarse ha sido ‘Sinbad‘, las nuevas aventuras del mítico Simbad el Marino.

Se trata de una serie, coproducida entre Reino Unido e Irlanda y rodada en Malta, que supone una nueva versión de la famosa historia de Sinbad. En el primer episodio veremos al protagonista (Elliot Knight), un joven que busca subsistir como puede en la ciudad junto con su hermano, para poder ayudar a su madre y hermana. El destino querrá que se cruce en una pelea contra el hijo de Lord Akbari (Naveen Andrews) un poderoso señor de la ciudad (hermano del gobernador de Basra). La pelea resulta, sin intención, en la muerte del hijo del noble.

En venganza, Akbari detiene tanto a Sinbad como a su hermano, asesinando a este último. Sin embargo Sinbad huye, no sin antes recibir de parte de su madre un collar con una maldición que impedirá al muchacho estar en tierra por un tiempo superior a un ciclo del sol, con lo que está condenado a navegar por los mares. Sinbad, mal herido, logra escabullirse y colarse de polizón en un barco que casi se hunde debido a una gran tormenta con demonios acuáticos incluídos. Tras este incidente Sinbad asume el mando del barco junto con el resto de supervivientes: Gunnar (Elliot Cowan) un guerrero; Rina (Marama Corlett), una ladrona astuta; Anwar (Dimitri Leonidas), un joven médico y Nala (Estella Daniels), la hija de un diplomático.

Como os podéis imaginar nos encontramos con una serie de aventuras de corte fantástico con la tripulación de la nave yendo de lugar en lugar enfrentándose a nuevos retos mientras son buscados por Akbari y la hechicera Taryn (Orla Brady). La verdad es que hay que ver ‘Sinbad’ como lo que es: una serie familiar de aventuras. Una vez asumido esto y sabiendo en qué terrenos nos movemos nos encontramos con una serie que, como mucho, entretiene.

Y es que ‘Sinbad’ recoge el adorable espíritu cutre de este tipo de series, de hecho en base a vestuarios y decorados de cartón piedra no he podido evitar acordarme de series míticas como ‘Xena’. Es una serie que objetivamente podemos decir, sin ningún rubor, que es mala: personajes planos, guiones fáciles, actores mediocres (siendo buenos)… vamos, nada recomendable. Sin embargo no me puedo resistir al aire cutre que comentaba antes y es que para mí es de esas series malas que, de malas que son, se dan la vuelta y te lo pasas bien viéndola. Lo sé, no tengo solución.

En ¡Vaya Tele! | ‘Xena’, Nostalgia TV

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios