Síguenos

sintetas

No, aunque lo parezca no es uno de esos descacharrantes títulos de películas X, sino el último culebrón que arrasa en Colombia. Está basado en el libro homónimo del escritor Gustavo Bolívar, que cuenta los esfuerzos de una chica sin recursos que ve una posibilidad de salir adelante si logra convertirse en una de las chicas que los narcos exhiben como trofeos, que apenas son algo más que floreros andantes, pero que tienen garantizados casa, ingresos y ciertos lujos. El problema es que, para acceder a todo eso, sus pechos deben ser bastante más grandes de lo que son, y para ello necesita una operación de cirugía estética. Así que la protagonista está dispuesta a hacer cualquier cosa para reunir el dinero necesario para ducha operación.

Bolívar concibió el libro como un retrato social y de denuncia, y la repercusión que alcanzó llevó al Canal Caracol ha convertirlo en una telenovela. Yo vi, por pura casualidad, algunas imágenes de la serie en uno de estos programas de zapping que inundan la parrilla las mañanas de los días festivos, y en la que la presentaban como una especie de vuelta de tuerca más al concepto de Betty, la fea, con cierto tonillo de “hay que ver las tramas inverosímiles que se inventan para los culebrones”. Así que resulta mucho más sorprendente saber que no es ninguna invención, además de que, si los redactores del informativo que habló sobre el tema hubieran dedicado cinco minutos a documentarse a través de Google, el tonillo, probablemente, habría sido ligeramente distinto. De todos modos, ¿alguien ha visto esta telenovela? ¿Podéis decirnos qué tal está?

Vía | Canal Caracol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios