Sigue a Vayatele

mulder y scully

Ohhhhhhhh, nos hemos puesto románticos. Es San Valentín, ese día en el bien te puedes quedar soltero si no demuestras tu amor a quien se lo profesas, y como nosotros estamos enamorados de las series de televisión y sus personajes, qué mejor homenaje que dejarnos llevar por un día y hablar de nuestras parejitas de series favoritas. Esas que nos hacen sufrir y nos encanta, aquellas que cuando pretendíamos ver solo un par de episodios conseguían que acabásemos viendo siete.

Y tenemos de tó. Gambas, chopitos, agentes del FBI que nos hicieron gritar en el cine por culpa de una maldita avispa (sí, como shipper total de esos dos, no pude reprimir un gritito, lo confieso), amigos tirando a archienemigos bajo auroras boreales y uno de los will they won’t they más frustrantes y excitantes de la historia reciente da la televisión (¡Es día para ponerse grandilocuente!).

Marina está por Mulder y Scully (‘Expediente X’)

“Mulder quiere a Scully y Scully quiere a Mulder”. Así resumía hace un par de años ‘Expediente X’ su creador, Chris Carter, poniendo el acento sobre la relación que siempre fue el centro de todas las historias de abducciones alienígenas, conspiraciones gubernamentales y fenómenos paranormales; la de los agentes del FBI Fox Mulder y Dana Scully encargados de investigarlos. Inicialmente, ella tenía que “espiarlo” a él para sus jefes desde su punto de vista excéptico, frente a las creencias de él, pero casi enseguida los dos van desarrollando una amistad llena de respeto mutuo y de lealtad total del uno al otro. Por supuesto, cualquiera que viera la serie sabía que ahí había algo más, pero a ellos les costó bastante (y una abducción extraterrestre) reconocerlo.

Mulder y Scully son una de las grandes parejas con tensión sexual no resuelta de la televisión estadounidense, una tensión que ellos recuperaron y actualizaron de series anteriores como ‘Remington Steele‘, y que terminó siendo muy influyente en títulos posteriores como ‘Bones’ y ‘Castle’. Sobrevivieron a todo tipo de intentos del gobierno de silenciarlos y hasta de matarlos, y en todos los capítulos de ‘Expediente X’ dejaban siempre momentos realmente divertidos y entretenidos de ver. Aunque su relación se consumara fuera de cámara, y cuando decimos fuera de cámara, nos referimos a que nos enteramos porque, de repente, Scully estaba embarazada en la octava temporada.
joel y maggie

Adri está por Maggie y Joel (‘Doctor en Alaska’)

No. Maggie y Joel no. Fleischman y O’Connel. Ellos jamás se llamarían por su nombre de pila, son demasiado orgullosos para ese tipo de confianzas, ¡qué desfachatez! Y qué relación tan estimulante y especial la suya. Un amor y un cariño peculiares a juego con un pueblo, entorno y vecinos incomparables y excepcionales. En Alaska hace frío, mucho frío. Uno puede elegir acurrucarse delante del fuego, con una gruesa y calentita piel de alce, o puede mantenerse vivo y activo con discusiones acaloradas que nunca van a ninguna parte.

De ahí nace su profundo cariño. De esos constantes encontronazos, de no estar nunca de acuerdo, de reírse del terrible destino de los novios de ella, de frustrarse con las cortas miras de él, de utilizar la labia y las metáforas para echarse en cara la cobardía de ambos. Y por eso nos encantan. Porque ese tira y afloja tan especial, esa confianza de que algún día serían capaces de darse cuenta de lo que eran el uno para el otro, era uno de los cordones que mantenían a Fleischman unido a Cicely y al espectador unido a ‘Doctor en Alaska’.
ross y rachel

Mikel está por Ross y Rachel (‘Friends’)

“Estábamos tomándonos un descanso.” Jamás cuatro palabras han dado para tantas risas por parte de una pareja televisiva y también sufrimiento al espectador por ver cuándo Ross y Rachel iban a volver a estar juntos. Del pagafantismo de Ross en los flashbacks de sus años de instituto hasta la repentina aparición de Rachel en el Central Perk tras huir de su boda pasaron muchos años, pero fueron diez las temporadas en las que vimos los altibajos por los que pasó la relación de, sintiéndolo mucho por Chandler y Monica,la gran pareja de la que posiblemente sea la mejor comedia de la historia.

Lo más curioso es que su relación romántica se circunscribe realmente a pocos episodios, pero siguió dándonos grandes momentos como Ross pronunciando el nombre de Rachel cuando estaba a punto de casarse con Emily, ella aparentando haber superado sus sentimiento por Ross saliendo con un clon suyo o posiblemente el mejor cliffhanger que nos ha dado una sitcom con Ross entrando por una puerta que no sabíamos a donde conducía. Nos dieron de todo y es una de las pocas veces en las que no había ninguna duda sobre que debían acabar juntos porque todos queríamos que Ross y Rachel fueran la mejor pareja televisiva de la historia.

Si es que, no hay nada mejor que una tensión sexual no resuelta bien llevada. Esta tarde tendréis otra ración de parejitas televisivas, pero hasta entonces os invitamos a que os pongáis románticos también y nos digáis cuales son vuestras favoritas, las que os han hecho sufrir más, las que os dieron ganas de aplaudir con el primer beso.

En ¡Vaya Tele! | Diccionario teléfilo: Shippers

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios