Sigue a Vayatele

rookieblue.jpg

En verano podemos distinguir dos tipos de programación en Estados Unidos: por un lado, las nuevas series que nos ofrecen las cadenas de cable y en las que ponen todo de su parte para hacerlas triunfar. Y, por otro, la programación de las generalistas, que apuesta más por ficción barata y poco destacable con la que rellenar sus huecos en la parrilla. ‘Rookie Blue’ forma parte de este segundo grupo, y es algo que hay que tener en cuenta a la hora de ver la serie.

‘Rookie Blue’ es una serie de policías, sí, pero no os esperéis ver un drama duro y realista sobre las calles de Los Angeles. No es ‘Southland’, ni siquiera ‘CSI’. La quisieron vender como la ‘Anatomía de Grey’ de los policías y la verdad es que es bastante fiel a la realidad. En ‘Anatomía de Grey’ tenemos a médicos novatos ejerciendo por primera vez. En ‘Rookie Blue’ tenemos policías novatos enfrentándose por primera vez a la realidad de las calles (aunque estemos hablando de una realidad bastante “edulcorada”). Es una serie blandita.

Missy Peregrym, a la que vimos en ‘Heroes’ o ‘Reaper’ recientemente, da vida a la protagonista, una hija de policías que quiere seguir el camino de su padre. La actriz está bastante correcta y creíble en su papel, al igual que Gregory Smith (‘Everwood’), que da vida a otro de los novatos. Tratándose de una serie que se centra en la vida y andanzas de un grupo de policías recién incorporados es normal que se centren tanto en ellos, aunque en ocasiones sí que se echa de menos el que nos cuenten algo más de los veteranos que les acompañan. No dejan de ser meros espectadores, lo cual se hace algo extraño.

rookieblue2.jpg

Lo que también me llamó la atención, a la vista de los dos primeros episodios, es la “no localización” de la serie. Me explico: las escenas se ruedan en calles y edificios de verdad, nada de sets artificiales, pero en ningún momento se menciona la ciudad en la que están patrullando. Los uniformes son genéricos y, dado que la serie es canadiense, es bastante normal pensar que estamos hablando de alguna ciudad de Canadá, pero la falta de este elemento se echa de menos. Así como ‘Southland’ sería distinta si se rodara, por ejemplo, en Nueva York, ‘Rookie Blue’ no parece tener ese mismo problema ya que estamos ante un drama genérico y algo carente de personalidad.

Pero esto no quiere decir que esté mal rodada. Más bien todo lo contrario, y es que debe ser de las pocas series que la ABC ha estrenado este verano en la que parecen haber invertido algo de presupuesto (de nuevo, recordemos, que es canadiense, por lo que es Global la que pagó gran parte de los gastos). No esperéis grandes explosiones o impresionantes persecuciones de coches porque no las va a haber, pero al menos no parecen estar rodando en decorados de cartón piedra, como ya hicieran con ‘Mental’ el verano pasado.

¿A quién recomiendo la serie? A los que quieran ver algo entretenido con lo que pasar el rato. Es una serie ligera a la que no se le puede pedir mucho más. No esperéis críticas a la actividad policial, no esperéis escenas duras o violentas. Hay novatos guapos en uniforme, con un guión pasable que al menos tiene algunos puntos buenos y música pop por doquier. Es una serie modesta. ‘Anatomía de Grey’, mucho menos especular, con uniformes de policía y disparos. Nada más. Pero muchas veces son series así las que necesitamos para apaciguar las calurosas tardes del verano. Las cifras de audiencia me dan la razón, ya que el primer capítulo superó los 7 millones de espectadores y es de lo poco que le está funcionando a la ABC en las últimas semanas.

En ¡Vaya Tele! | Criaturas sobrenaturales, criminales y policías en el verano de la ABC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios