Sigue a

liz_jack


A lo mejor es un poco pretencioso decir estas cosas, pero creo que sí podemos estar de acuerdo en que Rockefeller Plaza es una de las tres mejores comedias de la televisión actual, si no la mejor. Tras dos años en los que no pasaba de tener una gran acogida entre los críticos y los premios, pero poca repercusión en audiencias, con la tercera temporada parece que esto último puede cambiar, y puede hacerlo gracias a la enorme exposición mediática que ha tenido su creadora y protagonista, Tina Fey, en estos últimos meses por culpa de sus parodias de Sarah Palin en Saturday Night Live.

La serie se mantiene en el mismo estilo y con el mismo nivel que alcanzó en su segunda temporada, y yo casi diría que en el tramo final de la primera. Le costó un poco encontrar su terreno pero, en cuanto se ancló todo alrededor de Liz Lemon y Jack Donaghy, Rockefeller Plaza despegó. La tercera temporada tiene pinta de ser la confirmación definitiva de ese salto de calidad.

Y eso que, en estos cuatro episodios emitidos hasta ahora, ha habido quien se ha mostrado preocupado por el gran número de estrellas invitadas que tiene la serie, corriendo el riesgo de ser como Will & Grace en sus años finales. Sin embargo, por ahora, esos invitados se han utilizado muy bien, ya sean Jerry Seinfeld, David Schwimmer, Oprah Winfrey, Jennifer Aniston o Steve Martin, y el peso de sus nombres no ha ahogado la trama o los chistes del episodio en cuestión.

Además, aunque el absurdo, la locura con fundamento y los diálogos certeros siguen siendo la marca de la casa, conforme avanzan los episodios también vamos viendo como Liz y Jack van evolucionando, o más bien como su relación es la que va evolucionando. La buena dinámica entre ambos (y la química entre Tina Fey y Alec Baldwin) ha llevado a los fans a preguntarse si, alguna vez, habrá una posibilidad de que terminen liados, posibilidad con la que la serie jugó, y bromeó, en el inicio de la tercera temporada.

Pero no sólo es la relación entre Liz y Jack una de las principales razones para ver Rockefeller Plaza, sino también su gran capacidad para criticar cualquier cosa con gracia y mucha retranca, ya sea el product placement, la situación política de Estados Unidos, los caprichos de las estrellas, la industria de la televisión y la cultura empresarial americana… A veces sorprende que nadie en la NBC les haya dado un toque, porque absolutamente nada está a salvo de las bromas de Tina Fey y sus secuaces, ni siquiera ellos mismos.

En ¡Vaya Tele! | Jennifer Aniston, estrella invitada en la nueva temporada de 30 Rock

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios