Síguenos

Emanda spoilers

Ver a Amanda (o “Emanda”, como hemos quedado en llamarla en las redes sociales) embutida en un traje tres tallas más pequeñas que la suya, haciendo piruetas y apuntando con una pistola a todo el que se le ponga por delante es el motivo por el que vemos ‘Revenge‘. Lo de David Clarke, la Iniciativa y hasta las caras raras mermadas por el botox de Victoria Grayson/Madeleine Stowe son sólo el añadido que le da algo de chispa a una serie que se va a prolongar más que una boda gitana.

La propia “Emanda” lo dice en el último capítulo antes del parón: “un viaje sin final“; e incluso Mason afirmó antes de aceptar el acuerdo con Emily (por el que iría a la cárcel por tiempo indefinido) que podrían pasar eones antes de que la chica pudiera cumplir su venganza. Y es que ‘Revenge‘ ha estancado definitivamente la lucha contra todas las personas que estuvieron involucradas en la acusación de su padre, y se ha centrado exclusivamente en la guerra contra los Grayson; una guerra a la que no paran de salirle apéndices y que está bien lejos de acabar pronto.

Nos dejaban el año pasado con la duda de si la madre de Emily/Amanda seguía viva, y realmente así era; se trataba de una loca, como no podía ser de otra forma, que casi mata a su hija cuando era pequeña. Novela profunda, como veis. La gran Jennifer Jason Leigh interpretó a Kara durante unos cuantos capítulos, poniendo patas arriba la situación de los Grayson, de su hija y de la que ella cree que es su hija (no olvidemos que la verdadera Emily Thorne sigue en la serie, aunque sólo sirva para caerse desde un primer piso en su octavo mes de embarazo).

Por otro lado, ha sido un acierto incorporar una pieza más al ejército de colaboradores de “Emanda”, Aiden Mathis, al que además se está beneficiando en la cama; tonta no es, no. Con los flashbacks y los flashbacks dentro de flashbacks conocimos cómo se conocieron Aiden y “Amanda”, cómo encaja él en toda la historia con Takeda y hasta cierto punto por qué ayuda a la chica a llevar a cabo su venganza. Y digo “hasta cierto punto” porque nunca me quedó claro qué saca Takeda con todo esto. Pero bueno, no le vamos a pedir peras al olmo, que ‘Revenge’ es un olmo bien cargadito.

Con la llegada de Daniel a lo más alto de Grayson Global, la llamada de Victoria a “Emanda” al final del último episodio (¿qué querrá de ella ahora?) y la Iniciativa acechando a Conrad en particular y a todo el negocio en general, se abren varias líneas argumentales para el resto de temporada, aunque no se puede decir que se hayan roto la crisma intentando dejarnos un cliffhanger a la altura. Ah, y de la trama del bar no pienso ni hablar, hasta ahí llega mi indignación por que todavía se le dediquen minutos a tremento absurdo.

En ¡Vaya Tele! | ‘Revenge’ promete más momentos de tensión en el tráiler de la segunda temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios