Sigue a Vayatele

theoffice.jpg

‘The Office’ ha sido una de las comedias que, lógicamente, la NBC no ha dudado en renovar para el próximo año. Y digo lógicamente porque, pese a que lleva ya seis temporadas a sus espaldas, sigue siendo una de las series que mejores datos de audiencia consigue en la franja de espectadores adultos entre 18 y 49 años, la que importa a los anunciantes. Con una nueva temporada ya asegurada por delante para el próximo otoño, no parece que vayan a ser las audiencias la que decidan su destino.

En una reciente entrevista, Steve Carell (uno de los protagonistas, que da vida al indescriptible Michael Scott) ha dejado caer que la temporada que dará comienzo a finales de año podría ser la última en la serie para él, puesto que se acaba su contrato y no está muy interesado en renovarlo (en sus propias palabras, “probablemente será su último año”). ¿Estrategia de negociación, al estilo Charlie Sheen, o cansancio haciendo la serie? Yo apostaría más por lo segundo, viendo los años que lleva y su cada vez más importante carrera cinematográfica. La cuestión es, ¿podrá sobrevivir la serie sin él?

Si estuviéramos en plena segunda temporada, yo sería la primera en decir que no. Michael Scott, el insoportable jefe que a su vez se preocupa mucho por sus empleados, es un personaje que juega un papel importante en cada una de las historias argumentales. Su absurdo e impredecible comportamiento es precisamente el punto de partida de muchos capítulos. No me imaginaría un sólo episodio sin él. Se haría raro ver al resto de sus empleados trabajando sin tenerle a él cerca.

Pero sí, habéis leído bien, eso pensaría si estuviéramos en una temporada más temprana. Actualmente estamos en plena sexta temporada y, si me preguntáis, personalmente me está pareciendo de las peores. Michael Scott parece estar ya sobreactuado, y que otros personajes como Pam y hasta Jim estén completamente irreconocibles no ayuda. Creo que no seré la única en afirmar que ‘The Office’ ha perdido ya parte de su esencia y palidece ante otras series de la cadena como ‘Community’ o hasta ‘Parks & Recreation’.

Por eso creo que sí, ‘The Office’ puede sobrevivir sin Steve Carell. Se iría un personaje importante, sí, pero abriría la puerta a una posible “lucha de poder” entre Jim y Dwight para ver quién es su sucesor o hasta podrían introducir un personaje completamente nuevo para cubrir el puesto. Sería una pequeña manera de reinventar la serie y, a su vez, revitalizarla, que tanta falta le hace. O eso o una cancelación que, aunque es poco probable viendo las cifras de audiencia, no podemos olvidar que estamos hablando de una serie en su sexto para séptimo año. Pero eso ya es mucho teorizar, ya que aún no hay nada oficial decidido sobre qué va a hacer Carell. ¿Y vosotros? ¿Créeis que es posible que ‘The Office’ siga sin Michael Scott? ¿O preferís que la terminen?

Vía | Officetally
En ¡Vaya Tele! | La NBC renueva ‘The Office’, ’30 Rock’ y ‘Community’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios