'Person of Interest', algo más que un procedimental

Sigue a Vayatele

personofinterest

Llegué a ‘Person of Interest’ gracias a Michael Emerson. No soy fan del género procedimental y tampoco me llamaba la atención la propuesta que nos hacían con ‘Person of Interest‘. Así que tengo que reconocer que, sin muchas esperanzas, me tragué el episodio piloto para ver qué papel desempeñaba el personaje de Michael Emerson en el entramado de la serie. Me encontré con un personaje con una vida oculta, con poder y control y magistralmente interpretado por el actor. Y después, casi sin darme cuenta, me vi ante el segundo episodio, al que le siguió el tecero y más tarde el cuarto…

A estas alturas ‘Person of Interest’ se ha convertido en una serie más de las que sigo habitualmente. Por eso, me ha alegrado conocer que la CBS ha anunciado que la ficción tendrá temporada completa, por lo que seguiremos disfrutando del señor Emerson y de Jim Caviezel, un compañero que mantiene el nivel establecido y que hace que nos encontremos ante una de las mejores parejas de ficción que nos han traído los estrenos de esta temporada televisiva.

Porque si ‘Person of Interest’ ha conseguido distanciarse desde el primer minuto ha sido gracias a su dúo protagonista, dos personajes que consumen la gran parte del interés de la ficción y que prometen darnos mucho juego el tiempo que duren en pantalla. Por un lado, un Michael Emerson interpretando al señor Finch, un actor que sigue demostrando de lo que es capaz, esta vez con lesión de columna incluída, y que continúa seduciéndonos con un simple gesto. Me atrae muchísimo este personaje y con cada nuevo capítulo me entran más ganas de conocer un poco más de él y su misteriosa vida.

En el otro lado del ring tenemos a Jim Caviezel dando vida a John Reese, un personaje que cumple con todos los requisitos para convertirse en el nuevo héroe de América: un hombre dado por muerto, que bajo el anonimato ayuda a quienes están amenazados y que, entre otras habilidades, puede disparar a cuatro personas armadas antes de que ninguno de ellos consigan apretar el gatillo de sus pistolas. Y todo esto sin arrugarse el traje. En ‘Person of Interest’ la acción lleva su nombre, una acción presente a cada instante y que ayuda a que el resultado del producto sea puro entretenimiento.

Quizá ‘Person of Interest’ no sea una de esas series imprescindibles de nuestra televisión. Y quizá sin estos dos actores la ficción sería una más entre tantas otras. Pero la mezcla que se ha generado en torno a la máquina que consigue adelantarse a los asesinatos convence. Además, las tramas de cada capítulo siempre consiguen tener ese giro inesperado que logran mantener la expectación. Mientras la parte serializada, marcada actualmente por la investigación que lleva a cabo la policía sobre la identidad de Reese, está bien llevada. Por todo ello podemos alegrarnos de la solidez que está adquiriendo ‘Person of Interest’ con el paso del tiempo. El entretenimiento está servido.

En ¡Vaya tele! | ‘Person of interest’, primeras impresiones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios